• 16 de octubre, 2019 - Noticias, Opinión

    El clamor de  la sociedad colmenareña exigiendo el cierre del vertedero de Colmenar Viejo es absoluto.

    Todo parece apuntar a que, tanto la CM, como la mancomunidad Noroeste, siguen señalando a Colmenar Viejo para perpetuar un sistema de gestión de residuos insostenible que incide en la calidad de vida de nuestros vecinos, en la salud de las personas y en el medio ambiente del municipio.

    Ganemos Colmenar se posiciona en contra de las decisiones que tengan que ver con la construcción de un quinto vaso de gran capacidad para seguir enterrando basura.

    Nuestras recetas pasan por el residuo cero y la economía circular, por cumplir con la jerarquía de residuos: reducción, reutilización, reciclaje, valorización y, sólo en último término, el depósito en vertedero. Por la descentralización del tratamiento de residuos. Porque, para lograr estos objetivos, es necesario que cada municipio se responsabilice de su basura. 

    Ganemos se opone a las macroplantas de enterramiento y a las macroplantas de tratamiento, en Colmenar Viejo o en cualquier otro emplazamiento, y exige a la mancomunidad un plan con medidas concretas y calendarizadas que pongan una fecha al cierre definitivo del vertedero.

  • 27 de junio, 2019 - Pleno, Opinión

    Tras la constitución de la nueva corporación, el siguiente paso era celebrar el Pleno de Organización municipal. 

    Llama la atención la nula difusión en los medios de comunicación de este importante Pleno por parte del nuevo gobierno colmenareño. En opinión de Ganemos Colmenar, la intención ha sido pasar de puntillas en asuntos tan trascendentes como los sueldos del alcalde y los concejales.

    A diferencia del mandato anterior, donde imperó la negociación con la oposición, PP y Cs han aplicado “rodillo” imponiendo las normas que van a regir el funcionamiento de la corporación durante los próximos 4 años.

    En cuanto al desarrollo de la sesión, es sorprendente que ni Cs ni Vox utilizaran sus turnos de palabra para explicar el sentido de su voto, impidiendo a los vecinos y vecinas conocer sus motivaciones.

    Uno de los cambios más criticados por la candidatura de unidad popular es la modificación en los horarios de los Plenos, que se celebrarán de forma alterna, un mes por la mañana y otro mes por la tarde. Este sistema no sólo va a dificultar la participación ciudadana, sino que va a generar una confusión innecesaria.

    Por otro lado, la mayoría absoluta configurada por PP y Cs, ha aprovechado para vaciar el contenido de los Plenos, delegando en la Junta de Gobierno todas las competencias permitidas por la ley.

    En cuanto a las indemnizaciones por asistencia a órganos colegiados, que únicamente cobran los concejales que no tienen dedicación exclusiva o parcial, ha subido las dietas por Pleno extraordinario de 150 a 250 € y la asistencia a comisiones informativas de 60 a 150 €, aunque éstas se reducen en número, de 5 a 4, y únicamente asistirá un concejal de cada Grupo Municipal, cuando en el anterior mandato asistían dos.

    El sueldo del Alcalde será el máximo permitido por la legislación, pasando de aproximadamente 55.000 a 58.000 euros, siendo esta la retribución de referencia del resto de concejales, cobrando el 95% de este salario los tres tenientes de alcalde, el 90% los concejales de gobierno y el 85% los concejales de la oposición. El acuerdo establece que en el año 2020, cuando Colmenar Viejo pase a ser considerado un municipio de más de 50.000 habitantes y el límite del salario del alcalde pueda ser modificado, éste pasará a cobrar 62.000 €. Ganemos Colmenar votó en contra de esta propuesta por considerar que las retribuciones de los cargos públicos debían correr la misma suerte que los salarios de los funcionarios, y no pueden tener un incremento sustancialmente superior.

    Por último, otro de los temas delicados del Pleno fue la aprobación del número de cargos de confianza para esta legislatura, que gracias al pacto PP-Cs se aumentan de 3 a 6, sin que ni el Alcalde ni el portavoz de Cs pudieran explicar la especial confianza o asesoramiento que requieren puestos tan genéricos como “técnico de concejalías”, “técnico de alcaldía” o “asistente de concejalías”. Ganemos Colmenar se opuso a este acuerdo argumentando que deben ser funcionarios los que desempeñen estas tareas, y que lo que tiene que hacer el Gobierno Municipal es redimensionar la plantilla, agilizar los procesos de contratación y que el personal del Ayuntamiento se contrate conforme a los principios de igualdad, mérito y capacidad, y no a dedo por el Alcalde.

    En contra de la actitud de PP y Cs, Ganemos pretende que asuntos de este calado sean difundidos, y que toda la ciudadanía pueda conocer la organización, funcionamiento y las retribuciones de los cargos públicos del consistorio.