• 08 de mayo, 2021 - Noticias, Opinión

    Ayer el presidente de EEUU decidió aceptar la exención temporal de patentes de vacunas covid solicitada a la Organización Mundial de Comercio por India y Sudáfrica hace más de seis meses. Diversos gobiernos europeos, entre otros el nuestro, se han apresurado a sumarse a la iniciativa.

    Es una buena noticia, aunque en realidad quedan semanas de negociación, formulación de una nueva propuesta consensuada, y aprobación por la OMC de un documento que es bastante probable que rebaje las pretensiones iniciales. La evidencia de la gravísima situación en la India, donde están apareciendo nuevas mutaciones del virus aparentemente más peligrosas, junto a la presión popular, así como de figuras de relieve internacional, ha inclinado la balanza en cuyo platillo opuesto se encuentra el sector farmacéutico que está obteniendo cuantiosos beneficios con esta escasez artificial de vacunas.

    El pasado mes de febrero Ganemos Colmenar promovió una moción municipal en la que se instaba al gobierno de España a apoyar la exención temporal de patentes en la OMC. Sus argumentos, de índole humanitaria, sanitaria y económica, no fueron entonces considerados válidos por el resto de grupos municipales, que le negaron su apoyo. Hoy me congratulo del cambio de postura de nuestro gobierno estatal y deseo fervientemente que los ediles que negaron su apoyo también cambien de postura, aunque sólo sea en su fuero interno sin pedirles siquiera que lleguen a manifestarlo públicamente.

    Hoy también quiero rendir homenaje al que, por la información de que dispongo, ha sido el único ayuntamiento de España que ha aprobado una moción de ese tipo. Se trata de Cardeña, un pequeño pueblo en los confines de la Sierra Morena de Córdoba cuyo gobierno municipal la aprobó el pasado mes de marzo. No olvidaré la pequeña lucecita de solidaridad y esperanza que encendisteis.

     

    Manuel Ruiz Pérez, promotor inicial de la moción presentada por Ganemos Colmenar.

    Colmenar Viejo, 6 de mayo de 2021.

  • 18 de agosto, 2020 - Noticias, Opinión

    Artículo de opinión de nuestro compañero Sebastián Torres 

    Señor alcalde de Colmenar Viejo. Estimado amigo Jorge.

    A ningún vecino de Colmenar Viejo que le siga en redes sociales se le habrá escapado sus devaneos con las políticas de ámbito estatal y regional, con solicitudes para nada discretas, como la reclamación de la presencia del ejército u otras reclamaciones dirigidas al delegado del Gobierno en Madrid, por ejemplo.

    Estas cosas pueden estar bien si son peticiones acertadas. Pero, por lo estrambóticas y salidas de tono, más parecían dirigidas al autobombo o, dicho de otra forma, a una forma de opositar a cotas más altas dentro de su ámbito de actuación política, perfectamente lícitas. Resuelto el nuevo organigrama organizativo de su partido, nos queda la incógnita de si se quedó más cerca de las “Cayetanas” o de los “Almeidas”, cosa fácil de resolver si nos atenemos a lo expuesto, pero esto no nos preocupa, cada cual es libre de interpretar lo que considere.

    Situados todos ya, no nos queda otra que dedicarnos al cargo en sí y afrontar el nuevo ejercicio con todo el empeño y algo más. Los tiempos que vivimos lo requieren para hacer de Colmenar un pueblo limpio y sin basuras en sus calles, libre de ratas y cucarachas, con una atención medica primaria y secundaria en toda su extensión, incluidas las urgencias nocturnas y de fines de semana, trabajar para que los peques vuelvan a sus coles con las máximas garantías de seguridad, igualmente los jóvenes a los Institutos, o sacar a nuestros servicios sociales de la denominación “corazón de piedra” en la que se la tiene encuadrada.

    Aunar esfuerzos para, en tanto se logre un cambio razonable en la gestión del tratamiento de Residuos, se intente que el Macrovertedero no sea gravoso ni nocivo para el vecindario, se defienda realmente la titularidad pública de los caminos rurales y su libre tránsito por ellos, no perder el respeto hacia el uso de los nombres vernáculos de los lugares, y un largo etcétera que podríamos añadir, aunque no es cuestión de alargar este escrito.

    Como puede leer, tareas no nos faltan Ánimo, y a ponernos el mono de trabajo.

    Sebastián Torres Bartolomé.

  • 16 de octubre, 2019 - Noticias, Opinión

    El clamor de  la sociedad colmenareña exigiendo el cierre del vertedero de Colmenar Viejo es absoluto.

    Todo parece apuntar a que, tanto la CM, como la mancomunidad Noroeste, siguen señalando a Colmenar Viejo para perpetuar un sistema de gestión de residuos insostenible que incide en la calidad de vida de nuestros vecinos, en la salud de las personas y en el medio ambiente del municipio.

    Ganemos Colmenar se posiciona en contra de las decisiones que tengan que ver con la construcción de un quinto vaso de gran capacidad para seguir enterrando basura.

    Nuestras recetas pasan por el residuo cero y la economía circular, por cumplir con la jerarquía de residuos: reducción, reutilización, reciclaje, valorización y, sólo en último término, el depósito en vertedero. Por la descentralización del tratamiento de residuos. Porque, para lograr estos objetivos, es necesario que cada municipio se responsabilice de su basura. 

    Ganemos se opone a las macroplantas de enterramiento y a las macroplantas de tratamiento, en Colmenar Viejo o en cualquier otro emplazamiento, y exige a la mancomunidad un plan con medidas concretas y calendarizadas que pongan una fecha al cierre definitivo del vertedero.

  • 27 de junio, 2019 - Pleno, Opinión

    Tras la constitución de la nueva corporación, el siguiente paso era celebrar el Pleno de Organización municipal. 

    Llama la atención la nula difusión en los medios de comunicación de este importante Pleno por parte del nuevo gobierno colmenareño. En opinión de Ganemos Colmenar, la intención ha sido pasar de puntillas en asuntos tan trascendentes como los sueldos del alcalde y los concejales.

    A diferencia del mandato anterior, donde imperó la negociación con la oposición, PP y Cs han aplicado “rodillo” imponiendo las normas que van a regir el funcionamiento de la corporación durante los próximos 4 años.

    En cuanto al desarrollo de la sesión, es sorprendente que ni Cs ni Vox utilizaran sus turnos de palabra para explicar el sentido de su voto, impidiendo a los vecinos y vecinas conocer sus motivaciones.

    Uno de los cambios más criticados por la candidatura de unidad popular es la modificación en los horarios de los Plenos, que se celebrarán de forma alterna, un mes por la mañana y otro mes por la tarde. Este sistema no sólo va a dificultar la participación ciudadana, sino que va a generar una confusión innecesaria.

    Por otro lado, la mayoría absoluta configurada por PP y Cs, ha aprovechado para vaciar el contenido de los Plenos, delegando en la Junta de Gobierno todas las competencias permitidas por la ley.

    En cuanto a las indemnizaciones por asistencia a órganos colegiados, que únicamente cobran los concejales que no tienen dedicación exclusiva o parcial, ha subido las dietas por Pleno extraordinario de 150 a 250 € y la asistencia a comisiones informativas de 60 a 150 €, aunque éstas se reducen en número, de 5 a 4, y únicamente asistirá un concejal de cada Grupo Municipal, cuando en el anterior mandato asistían dos.

    El sueldo del Alcalde será el máximo permitido por la legislación, pasando de aproximadamente 55.000 a 58.000 euros, siendo esta la retribución de referencia del resto de concejales, cobrando el 95% de este salario los tres tenientes de alcalde, el 90% los concejales de gobierno y el 85% los concejales de la oposición. El acuerdo establece que en el año 2020, cuando Colmenar Viejo pase a ser considerado un municipio de más de 50.000 habitantes y el límite del salario del alcalde pueda ser modificado, éste pasará a cobrar 62.000 €. Ganemos Colmenar votó en contra de esta propuesta por considerar que las retribuciones de los cargos públicos debían correr la misma suerte que los salarios de los funcionarios, y no pueden tener un incremento sustancialmente superior.

    Por último, otro de los temas delicados del Pleno fue la aprobación del número de cargos de confianza para esta legislatura, que gracias al pacto PP-Cs se aumentan de 3 a 6, sin que ni el Alcalde ni el portavoz de Cs pudieran explicar la especial confianza o asesoramiento que requieren puestos tan genéricos como “técnico de concejalías”, “técnico de alcaldía” o “asistente de concejalías”. Ganemos Colmenar se opuso a este acuerdo argumentando que deben ser funcionarios los que desempeñen estas tareas, y que lo que tiene que hacer el Gobierno Municipal es redimensionar la plantilla, agilizar los procesos de contratación y que el personal del Ayuntamiento se contrate conforme a los principios de igualdad, mérito y capacidad, y no a dedo por el Alcalde.

    En contra de la actitud de PP y Cs, Ganemos pretende que asuntos de este calado sean difundidos, y que toda la ciudadanía pueda conocer la organización, funcionamiento y las retribuciones de los cargos públicos del consistorio.