Inicio Blog tag "feminismo"
  • 08 de marzo, 2019 - Comunicados

    La ignorancia es atrevida y cuando se habla sin saber, en el mejor de los casos uno no termina de entender la importancia de lo que se habla, pero en el caso que nos ocupa, que no es otro que la violencia de género, la ignorancia resulta ofensiva, manipuladora  y cómplice de la violencia que sufrimos. Iniciamos pues nuestro curso rápido de feminismo para interfectos que esperamos arroje un poco de luz a quienes parecen querer exculparse eternamente tras una ignorancia cada vez menos justificable.

     

    Primera lección: empecemos por explicar qué no es el feminismo y qué no es el 8 de marzo. El feminismo no es una ideología de supremacía de las mujeres, ni una celebración de exaltación de la feminidad. Por eso el color rosa no nos representa, porque es precisamente la construcción simbólica sobre el azul y el rosa, sobre lo permitido y lo no permitido para cada sexo, lo que construye y nutre la desigualdad que subyace bajo los roles de género. Lo rosa, lo delicado, lo indefenso se puede ningunear y uno puede contestar con sorna y desdén, con la palabra y con el gesto. Por favor, señoras, no se pongan así, que no es para tanto. Ahí la ignorancia resulta ofensiva.

     

    Lección dos: "y ustedes, señores de Ganemos, no utilicen el tema para hacer política". Esta es una de las grandes falacias de la derecha. Por supuesto que el feminismo es política, política de izquierdas más concretamente, como todas las políticas que se ocupan de corregir desigualdades y redistribuir la riqueza. Es política exigir equiparar por ley los salarios de hombres y mujeres, es política proteger a las madres en los entornos laborales y es política considerar la violencia de género una cuestión de Estado. Por eso, la ley de igualdad y la ley integral de violencia de género se desarrollaron y aprobaron por iniciativa de gobiernos de izquierdas. Despolitizar la causa de las mujeres es tergiversar y manipular la verdad.

     

    Tercera y última lección: no existe la violencia feminista. Decir una cosa así implica que hay dos bandos en esta guerra, que hay víctimas de los dos lados y resulta absolutamente abyecto que uno pueda decir esto impunemente en un municipio donde las mujeres sufren la mayor violencia institucional que nadie puede soportar. Las mujeres de Colmenar Viejo, con una impotencia infinita, acabamos de presenciar de forma más o menos cercana, el flagrante caso de una vecina a la que recientemente han retirado la custodia de sus hijas en base a una valoración psicológica financiada por el propio padre, que había sido absuelto previamente de una acusación de abuso sexual con un testimonio de su hija que no fue válido por errores del propio procedimiento judicial. Esto es terrorismo de Estado y mostrarse indiferente, imparcial y ajeno a este caso es inhumano, además de respaldar la impunidad con la que utilizan el sistema nuestros agresores. En este caso, la ignorancia es imperdonable políticamente. Sencillamente, no nos la podemos permitir. Nos va la vida en ello. La nuestra y la de nuestros hijos e hijas.  

     

    En este contexto, comprenderá que en el 8 de marzo no tengamos ganas de vestirnos de rosa y ponernos guapas. Entenderá que el 8 de marzo lo que tenemos ganas es de quemar contenedores y tirar cócteles molotov. Pero como somos un movimiento pacífico y no existe la violencia feminista, nos conformamos con protestar colgando el delantal, no yendo a trabajar, no yendo al instituto ni a la universidad, no cocinando, no poniendo lavadoras, no haciendo la compra, saliendo a tomar las calles y gritando juntas las tremendas injusticias que sufrimos. Pero cada vez somos más las personas que lo vemos claro, hombres y mujeres, cada vez somos más quienes exigimos a nuestros gobernantes un posicionamiento político respecto a la causa feminista. La ignorancia ya no es excusa. Póngase cada uno y cada una donde quiera estar ¿haciendo política a favor o en contra de las mujeres?

     

    ¡Feliz 8 de marzo, compañeros y compañeras, las calles son nuestras otra vez!

    Grupo de mujeres de G Colmenar.

  • 07 de marzo, 2019 - Noticias, Agenda

    Próximo 8 de marzo huelga de cuidados, de consumo y laboral.

    Estimadas compañeras y compañeros: 

    al igual que cada año Ganemos Colmenar se suma a las convocatorias organizadas con motivo del 8 de marzo por el movimiento feminista. Este año las feministas llaman a una huelga de cuidados, de consumo, laboral y estudiantil con el fin de lograr la igualdad en todos los ámbitos de la vida.  

    Ganemos Colmenar es una candidatura feminista, comprometida con la igualdad entre la mujer y el hombre, y por eso apoyamos esta movilización. Somos parte del movimiento feminista y os animamos a secundar la huelga y apoyar en su difusión. Es el momento de las mujeres y es importante facilitar su participación en las acciones reivindicativas de ellas.

    Ganemos ha preparado una intensa agenda de actos para esta semana feminista, hoy tenemos el primero de ellos. Nos encantaría contar con tu presencia, y para facilitarte la información hemos preparado el cartel que encontraras anexo con toda la información, te esperamos.

  • 06 de marzo, 2019 - Videos

    ♀️ Estrella Gayo Trabada defiende en el Pleno de #ColmenarViejo la moción de @Ganemos Colmenar en apoyo de la #HuelgaFeminista del #8M. Porque para una Huelga Feminista, nos sobran los motivos ✊

     

     

  • 13 de febrero, 2019 - Mociones

    El próximo 8 de Marzo, día Internacional de la Mujer, el movimiento feminista, con el apoyo de organizaciones y colectivos políticos, sociales y sindicales, convocan una huelga feminista a lo largo y ancho de nuestra geografía y que, tras el éxito del año pasado, este 2019 alcanza una dimensión internacional.

    La huelga feminista es una convocatoria de 24 horas de denuncia frente a las desigualdades, las discriminaciones y las violencias estructurales que sufre más de la mitad de la población mundial, las mujeres, pero también de reivindicación de un nuevo modelo social, justo, democrático e igualitario.

    La invisibilización de los trabajos de cuidados, la feminización de la pobreza, las violencias machistas o la falta de libertad en las identidades sexuales y/o expresiones de género son algunos de los síntomas de la subordinación social a las que se ven sometidas las mujeres en todas las esferas de la vida y hace ineludible tomar todos los espacios que también les pertenecen: las calles, las instituciones, los centros de trabajo o estudio, los mercados, etc. Para demostrar que si ellas paran, el mundo se desploma.
    Un mundo cuyo funcionamiento, datos y prácticas las engloba y las dibuja en estos escenarios:

    ● En todo el mundo, las mujeres ganan sólo entre el 60 y el 75 por ciento del salario de los hombres en trabajos de igual valor.
    ● En el Estado español, el trabajo dedicado por las mujeres a los hogares, al cuidado y a la reproducción social alcanza el 53 % del PIB, lo que significa que el Estado hace recaer en las mujeres gran parte de lo que debería estar atendido a través de los servicios públicos.
    ● La práctica de la interrupción voluntaria del embarazo no está garantizada para todas las mujeres.
    ● La misoginia recorre la cultura y la ciencia en todos sus ámbitos. En el arte, en la literatura, en el cine, en las matemáticas, en la biología, en la ingeniería o arquitectura... las mujeres apenas existen.
    ● Las agresiones sexuales y las violaciones, en algunos casos, han pasado de ser actos criminales individuales a formas grupales cada vez más presentes.
    ● Los continuos asesinatos de mujeres deben traducirse en un rechazo frontal a esta inaceptable realidad, que consolide la construcción de una cultura anti patriarcal para erradicar esta violencia sistémica de la vida de las mujeres.
    ● La notoria expansión que está adquiriendo el debate y la demanda de los vientres/úteros de alquiler, no lo olvidemos, de mujeres pobres que son quienes se ven obligadas a esta forma de explotación capitalista y patriarcal, es un nicho de mercado que mercantiliza sus cuerpos.
    ● Las miles y miles de mujeres y niñas traficadas para consumo sexual de los hombres y su irrefutable conexión con la “industria del sexo” y la prostitución.

    Por éstas y muchas más razones es necesario que el Ayuntamiento de Colmenar Viejo apoye la Huelga Feminista convocada para el 8 de marzo. Una huelga que irá enmarcada con grandes manifestaciones a lo largo de todo el territorio español donde las mujeres tomarán las calles para demostrar que no sólo hay que parar el mundo, sino que también hay que transformarlo, cambiando los modelos patriarcales y capitalistas por modelos de igualdad, justicia, paridad, libertad, diversidad y democracia.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopte los siguientes ACUERDOS:

    PRIMERO. Apoyar la Huelga General de las Mujeres, facilitando su desarrollo en el Ayuntamiento de Colmenar Viejo.

    SEGUNDO. Facilitar con todos los medios materiales, personales y de difusión las manifestaciones, concentraciones, actividades y actos que convoquen las asociaciones de mujeres en el 8 de marzo.

    TERCERO. Enarbolar la bandera feminista en el Ayuntamiento como símbolo de apoyo a la lucha de las mujeres.

  • 06 de septiembre, 2018 - Noticias

    Dedicado a las compañeras del Punto Violeta de Soto del Real

     

    Desde que un mes antes de las fiestas patronales de nuestro pueblo nos enteráramos de la intención del Ayuntamiento de Colmenar Viejo de instalar un punto violeta, iniciativa aprobada en el pleno consistorial a propuesta de la coalición Ganemos Colmenar, numerosas personas nos hemos dirigido al alcalde para solicitar que incluyeran al movimiento feminista en la organización y gestión del contenido. A pesar de las fechas en las que se cursó la petición, en pleno periodo vacacional, casi 200 personas firmaron esta petición mediante la plataforma Change.org que el gobierno local desoyó absolutamente sin siquiera dignarse a responder.

     

    Aunque los medios de comunicación acaben de empezar a informar sobre los puntos violeta hace apenas un par de años, a raíz del caso de La manada, la realidad es que esta es una iniciativa que llevan realizando los colectivos feministas desde hace más de veinte años, siendo, según creo, las feministas navarras las pioneras. Los puntos violeta nacen de la necesidad de autodefensa de las mujeres en contextos de fiesta y parten de la premisa ineludible de centrar la acción defensiva en las necesidades y requerimientos de la mujer agredida. Así pues, las únicas pautas de protocolo que se marcan tienen que ver con que el punto violeta no es una iniciativa festiva (no se puede consumir alcohol, por ejemplo) y se respeta en todo momento el criterio de la mujer agredida mientras se la atiende (anonimato, si desea denunciar o no, si desea contar lo que le ha ocurrido o no…). Se trata en definitiva de un espacio seguro, que ofrece un acompañamiento diferenciador que no se puede ofrecer en los servicios de atención como Protección Civil o los cuerpos de seguridad, con sus protocolos de actuación en los que la mujer agredida puede no sentirse cómoda.

     

     

    Otro de los objetivos de los puntos violeta es visibilizar y nombrar las agresiones sexuales de las que son objeto las mujeres, contextualizándola en la violencia de género que tiene más que ver con la demostración de poder del agresor que con una supuesta expresión de su sexualidad. En este sentido, en el punto violeta se ofrecen contenidos de teoría feminista que ayudan a comprender mejor qué ocurre y por qué, conceptos como la pirámide de la violencia, la reivindicación del disfrute de los espacios públicos con libertad y seguridad, el cuestionamiento de los protocolos sanitarios y judiciales actuales, que aún hoy requieren revisar las uñas de la víctima para detectar signos de autodefensa. La ausencia de estos contenidos desvirtúa de forma flagrante la intención y función de los puntos violeta, tal como fueron concebidos.

     

    Varias mujeres feministas de Colmenar Viejo tenemos experiencia teórica y práctica, hemos participado en el montaje y organización de puntos violeta en diferentes municipios de la Comunidad de Madrid, sabemos que es partir de las cinco de la madrugada cuando hay más agresiones y son más graves. El punto violeta de Colmenar Viejo terminaba cada noche a las 2 am resultando a nuestro criterio totalmente insuficiente en su horario. Para colmo, el equipo de ocho profesionales designado para la atención contaba con dos hombres. A estas alturas hasta la Guardia Civil ya sabe que es indispensable que las mujeres víctimas de violencia sexual sean atendidas por mujeres agentes. Con su rechazo a incluir al movimiento feminista en la organización del punto violeta durante las fiestas, el gobierno de Colmenar Viejo no solo deja patente su habitual desprecio por la capacidad de autogestión de los movimientos sociales de la localidad, además demuestra un paternalismo y condescendencia insufribles al referirse a “la necesidad de proteger a nuestras mujeres”, como decían en sus comunicaciones oficiales de presentación del punto violeta.

     

    No, señor alcalde, no somos “sus mujeres”. Las mujeres de Colmenar Viejo no queremos que ustedes nos protejan, queremos que ustedes dejen de agredirnos en primer lugar. Su trabajo es garantizar el ejercicio de nuestra libertad sexual y eso tiene que pasar necesariamente por respetar nuestras voces, dejar de dar por supuesto lo que necesitamos y lo que no necesitamos y, por encima de todo, dejar de apropiarse de iniciativas que no les pertenecen y que según queda demostrado ni siquiera se creen.

     

    Paz Blanco es Activista feminista y miembro independiente de la coalición política Ganemos Colmenar.

  • 16 de agosto, 2018 - Noticias

    En el Pleno de junio de 2018 Ganemos Colmenar defendió una moción para desarrollar un Protocolo contra agresiones sexistas en fiestas y eventos de especial afluencia en el municipio. Esta moción incluía establecer puntos de prevención contra las agresiones sexistas en fiestas y eventos multitudinarios, que tuvieran como finalidad la distribución de materiales informativos y la orientación y atención inmediata a posibles víctimas de agresiones sexistas o sexuales.

     

    Firma la petición

    Esta moción fue aprobada por unanimidad del Pleno, lo que a todas luces mostraba la aparente unidad de acción de la Corporación Municipal en la lucha contra las agresiones sexistas en los momentos más delicados, como son los días festivos y con una especial afluencia de gente. Sin embargo, han pasado casi 2 meses desde entonces, tenemos las Fiestas Patronales a la vista, pero no tenemos ninguna noticia sobre el Protocolo de prevención y protección contra agresiones sexistas.

    Del mismo modo, la moción incluía la instalación de puntos informativos de prevención contra agresiones sexistas. El Ayuntamiento ha anunciado en la programación de las Fiestas que se instalará un “Punto Violeta” en las inmediaciones de la Plaza del Pueblo, y que éste será llevado por personal profesional. Sin embargo, tanto en Tres Cantos como en Soto del Real, por ejemplo, se han instalado estos Puntos Violeta en sus fiestas a través del colectivo feminista de cada municipio, gracias a la participación de vecinas voluntarias.

    El colectivo feminista de Colmenar Viejo reclama que puedan participar voluntarias en los Puntos Violeta que se puedan instalar en las Fiestas de Colmenar Viejo. Ganemos Colmenar se suma a esta reivindicación y solicita al Gobierno municipal que se permita al colectivo feminista de Colmenar Viejo participar en el Punto Violeta previsto en las inmediaciones de la Plaza del Pueblo, o ampliar estos espacios de información y prevención de las agresiones sexistas, instalando más Puntos Violeta en  algunos de los diferentes espacios donde se celebran las Fiestas Patronales (Recinto Ferial, calle Glorio, Parque Santiago Esteban Junquer, etc)

    En palabras de Estrella Gayo, concejala de Ganemos Colmenar: “Los Puntos Violeta son un logro del colectivo feminista y es por ello que lo razonable es que las feministas de Colmenar Viejo puedan participar y colaborar en el Punto Violeta que el Ayuntamiento va a instalar en las Fiestas Patronales. Es más, siendo un municipio de más de 50.000 habitantes, con unas Fiestas Patronales con diferentes zonas de influencia y muy alejadas entre sí, una buena idea podría ser ampliar el número de Puntos Violeta y que estos estén gestionados de forma mixta por profesionales municipales, y por las vecinas voluntarias que quieran participar en esta importante labor de información y prevención contra las agresiones sexistas y sexuales”.

  • 05 de abril, 2018 - Noticias

    Todavía con la sonrisa en los labios tras este 8 de marzo histórico en España, el Grupo de Mujeres de Ganemos Colmenar aún tiene ganas de celebrar y repensar juntas qué significa lo ocurrido y cómo continuar trabajando de la forma más efectiva. Para ello reunimos a varias expertas en diferentes campos para debatir y generar un pensamiento colectivo fruto de compartir y construir colectivamente. Ven y disfruta en directo de una auténtica tertulia feminista.

     

     

  • 07 de marzo, 2018 - Videos

    Las mujeres de mi vida son mujeres incansables, mujeres entregadas, mujeres sufridas, mujeres cargadas de hijos, de trabajo, de campo, de panes, de trabajo fuera y dentro de casa.

    Mujeres que se levantaban las primeras, se acostaban las últimas.
    Que se iban al campo a trabajar como ellos, que llegaban a casa a trabajar solas.

    Mujeres que para comprar tenían que tener el permiso de sus maridos.

    Mujeres que «si salia bien su matrimonio» sonreían, si salía mal lo disimulaban.
    Mujeres que su felicidad era el bienestar de su familia no la de ellas.

    Mujeres arrugadas por el viento, dobladas por los pesos. Mujeres de manos cargadas de artrosis. De huesos doloridos sin remedio.
    Mujeres que cantaban para callar las penas. Que sonreían para seguir viviendo.

    Mujeres con todo el peso de la historia y sin historia.

    Todo cambia pero no lo suficiente.
    Las mujeres siguen cuidando a los hijxs, padres, madres, suegrxs, abuelxs, ancianxs sin remuneración alguna.
    Las mujeres siguen trabajando fuera de casa ( por menor sueldo) y en casa ( nunca al 50%).

    Las mujeres no queremos nada que no sea justo; igualdad salarial, igualdad en derechos y deberes.
    Poder salir a la calle sin miedo, con minifalda, con escote, pantalón corto o con todo lo contrario. Queremos ser libres sin que se nos acuse por ello.

    Las mujeres queremos esa igualdad que se nos niega.

    No somos propiedad de nadie, como ellos no son de nuestra propiedad.

    Queremos poder llegar hasta donde nosotras pongamos nuestros límites, que no nos los ponga la sociedad.
    Queremos ser catedráticas, directoras, juezas, ..........o lo que nuestra capacidad nos permita.

    Queremos ver mujeres artistas en Museos, poetas en las aulas, escritoras en los libros de texto.
    Queremos que nos cuenten la historia de la religión en todas sus versiones, no sólo la de la costilla.

    NO QUEREMOS MÁS MUERTES POR SER MUJERES.

    ¿Tan difícil es entender que no queremos ser igual que tú pero sí tener los mismos derechos que tú?

    Por ellas, por nosotras, por nuestras hijas el día 8 de marzo saldremos a la calle a pedir la igualdad que se nos niega.
    Emma.A.A

    «Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres”

    - Rosa Luxemburgo

     

     

     

  • 06 de marzo, 2018 - Pleno

    El próximo 8 de Marzo, día Internacional de la Mujer, el movimiento feminista con el apoyo de organizaciones y colectivos políticos, sociales y sindicales convoca una huelga general de las mujeres a lo largo y ancho de nuestra geografía Una convocatoria de denuncia frente a las desigualdades, las discriminaciones y las violencias estructurales que sufrimos más de la mitad de la población mundial, las mujeres, pero también de reivindicación de un nuevo modelo social, justo, democrático e igualitario.

     

     

     

    Una huelga feminista contra un sistema capitalista y patriarcal que permite que las desigualdades estructurales que padecemos las mujeres estén alcanzado tales niveles de gravedad y de tal dimensión, que hace ineludible tomar las calles, las instituciones y los centros de trabajo para demostrar que sin nosotras el mundo se cae, el mundo se para.

     

     

     

    Un mundo cuyo funcionamiento, datos y prácticas nos engloba y nos dibuja en estos escenarios:

     

     

     

    · En todo el mundo, las mujeres ganamos sólo entre el 60 y el 75 por ciento del salario de los hombres en trabajos de igual valor.

     

    · En el Estado español, el trabajo dedicado por las mujeres a los hogares, al cuidado y a la reproducción alcanza el 53 % del PIB, lo que significa que el Estado hace recaer en las mujeres gran parte de lo que debería estar atendido a través de los servicios públicos.

     

    · La práctica de la interrupción voluntaria del embarazo no está garantizada para todas las mujeres. La legislación existente permite que la clase médica más reaccionaria pueda negarse a realizar el IVE en los centros sanitarios públicos y que el código penal siga contemplando el aborto como un delito.

     

    · La misoginia recorre la cultura y la ciencia en todos sus ámbitos. En el arte, en la literatura, en el cine, en las matemáticas, en la biología, en la ingeniería o arquitectura..., las mujeres apenas existen. Esta invisibilización conlleva que las mujeres no aparezcan en la narración de la Historia y que todas sus aportaciones hayan y sigan siendo totalmente ignoradas.

     

    · Las agresiones sexuales y las violaciones, en algunos casos, han pasado de ser actos criminales individuales a formas grupales cada vez más presentes.

     

    · Los continuos asesinatos de mujeres, que deben traducirse en un rechazo frontal a esta inaceptable realidad, que consolide la construcción de una cultura anti patriarcal para erradicar esta violencia sistémica de la vida de las mujeres.

     

    · La notoria expansión que está adquiriendo el debate y la demanda de los vientres/úteros de alquiler, no lo olvidemos de mujeres pobres, que son quienes se ven obligadas a esta forma de explotación capitalista y

     

    patriarcal.

     

    · Las miles y miles de mujeres y niñas traficadas para consumo sexual de los hombres y su irrefutable conexión con la “industria del sexo” y la prostitución.

     

     

     

    Por éstas y muchas más razones Ganemos Colmenar entiende imprescindible apoyar la Huelga Feminista convocada para el 8 de marzo. Una huelga que irá enmarcada con grandes manifestaciones a lo largo de todo el territorio español donde las mujeres tomarán las calles para demostrar que no sólo hay que parar el mundo sino también que también hay que transformarlo cambiando sus modelos patriarcales por modelos

     

    de igualdad, justicia, paridad, libertad, diversidad y democracia.

     

     

     

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE

     

    que se adopte los siguientes ACUERDOS:

     

     

     

    PRIMERO: apoyar la Huelga General de las Mujeres, facilitando su desarrollo en esta Corporación.

     

     

     

    SEGUNDO: facilitar con todos los medios materiales, personales y de difusión las manifestaciones, concentraciones, actividades y actos que convoquen las asociaciones de mujeres en el 8 de marzo.

     

     

     

    TERCERO: enarbolar la bandera feminista en el Ayuntamiento como símbolo de apoyo a la lucha de las mujeres.

     

     

  • 14 de febrero, 2018 - Mociones

    El próximo 8 de Marzo, día Internacional de la Mujer, el movimiento feminista con el apoyo de organizaciones y colectivos políticos, sociales y sindicales convoca una huelga general de las mujeres a lo largo y ancho de nuestra geografía.

    Una convocatoria de denuncia frente a las desigualdades, las discriminaciones y las violencias estructurales que sufrimos más de la mitad de la población mundial, las mujeres, pero también de reivindicación de un nuevo modelo social, justo, democrático e igualitario.

    Una huelga feminista contra un sistema capitalista y patriarcal que permite que las desigualdades estructurales que padecemos las mujeres estén alcanzado tales niveles de gravedad y de tal dimensión, que hace ineludible tomar las calles, las instituciones y los centros de trabajo para demostrar que sin nosotras el mundo se cae, el mundo se para.

    Un mundo cuyo funcionamiento, datos y prácticas nos engloba y nos dibuja en estos escenarios:

    · En todo el mundo, las mujeres ganamos sólo entre el 60 y el 75 por ciento del salario de los hombres en trabajos de igual valor.
    · En el Estado español, el trabajo dedicado por las mujeres a los hogares, al cuidado y a la reproducción alcanza el 53 % del PIB, lo que significa que el Estado hace recaer en las mujeres gran parte de lo que debería estar atendido a través de los servicios públicos.
    · La práctica de la interrupción voluntaria del embarazo no está garantizada para todas las mujeres. La legislación existente permite que la clase médica más reaccionaria pueda negarse a realizar el IVE en los centros sanitarios públicos y que el código penal siga contemplando el aborto como un delito.
    · La misoginia recorre la cultura y la ciencia en todos sus ámbitos. En el arte, en la literatura, en el cine, en las matemáticas, en la biología, en la ingeniería o arquitectura..., las mujeres apenas existen. Esta invisibilización conlleva que las mujeres no aparezcan en la narración de la Historia y que todas sus aportaciones hayan y sigan siendo totalmente ignoradas.
    · Las agresiones sexuales y las violaciones, en algunos casos, han pasado de ser actos criminales individuales a formas grupales cada vez más presentes.
    · Los continuos asesinatos de mujeres, que deben traducirse en un rechazo frontal a esta inaceptable realidad, que consolide la construcción de una cultura anti patriarcal para erradicar esta violencia sistémica de la vida de las mujeres.
    · La notoria expansión que está adquiriendo el debate y la demanda de los vientres/úteros de alquiler, no lo olvidemos de mujeres pobres, que son quienes se ven obligadas a esta forma de explotación capitalista y patriarcal.
    · Las miles y miles de mujeres y niñas traficadas para consumo sexual de los hombres y su irrefutable conexión con la “industria del sexo” y la prostitución.

    Por éstas y muchas más razones GAnemos Colmenar entiende imprescindible apoyar la Huelga Feminista convocada para el 8 de marzo. Una huelga que irá enmarcada con grandes manifestaciones a lo largo de todo el territorio español donde las mujeres tomarán las calles para demostrar que no sólo hay que parar el mundo sino también que también hay que transformarlo cambiando sus modelos patriarcales por modelos de igualdad, justicia, paridad, libertad, diversidad y democracia.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopte los siguientes ACUERDOS:

    PRIMERO: apoyar la Huelga General de las Mujeres, facilitando su desarrollo en esta Corporación.
    SEGUNDO: facilitar con todos los medios materiales, personales y de difusión las manifestaciones, concentraciones, actividades y actos que convoquen las asociaciones de mujeres en el 8 de marzo.
    TERCERO: enarbolar la bandera feminista en el Ayuntamiento como símbolo de apoyo a la lucha de las mujeres.

  • 24 de noviembre, 2017 - Noticias

    El grupo de mujeres de Ganemos Colmenar os invita a participar mañana sábado 25 de noviembre en los actos reivindicativos del Día internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres.

     

    A las 12 en la plaza del pueblo habrá un acto institucional con lectura del Manifiesto y compromiso de nuestro Ayuntamiento.

     

    A la 1 en el Mirador recordaremos a todas las mujeres asesinadas y algunos de sus hijos este año. Os animamos a acudir con un par de zapatos (si es posible rojos) de mujer o de niñas o niños que simbolizarán cada asesinato.

    Repartiremos papeles con el nombre y la historia de cada persona asesinada e iremos colocando los zapatos en el suelo.

     

    Al final del acto y tras las fotos, cada persona recogerá sus zapatos.

    A las 7 la manifestación en Madrid irá desde la Plaza de la Villa a Sol

    Porque la violencia machista es cosa de todos y de todas, nos vemos en las calles.