Inicio Blog tag "comunidad de madrid"
  • 24 de abril, 2018 - Noticias

    La situación actual de las residencias para personas mayores de la Comunidad de Madrid, ha sido altamente denunciada, no sólo por residentes y sus familiares, también por trabajadores e incluso por observadores externos como el Defensor del Pueblo. Mariano Martín, portavoz de Ganemos Colmenar, considera que “es evidente que hace falta una normativa que proteja la calidad de vida de nuestros mayores, dotando a las residencias de más y mejores medios humanos y materiales.”

     

    La propuesta de Ganemos nace de la necesidad de regular y armonizar los ratio mínimos de personal por residente; las condiciones de habitabilidad que deben tener las áreas comunes y las habitaciones, que las familias puedan formar parte del “Consejo de Residentes” para poder participar en la toma de decisiones del centro, así como la urgente regulación de las condiciones de autorización y funcionamiento de las residencias. Martín defiende, además, la introducción de una “figura de referencia”, es decir un profesional asignado a cada residente.

     

    Dada la necesidad de una Ley de Residencias que unifique en un único instrumento normativo la gran dispersión de Decretos, ordenes y reglamentos que existen, Ganemos Colmenar apoya la Proposición de Ley de Podemos en la comunidad de Madrid para armonizar y mejorar las condiciones y el funcionamiento de las Residencias en nuestra región.

     

    Lamentablemente, la moción no ha contado con el apoyo del resto de Grupos Municipales a excepción de UPyD.

     

     

  • 31 de julio, 2017 - Noticias

    “Ganemos Colmenar logra que se apruebe su propuesta para reclamar a la Comunidad de Madrid por aquellas personas que teniendo reconocido el derecho al Servicio de Ayuda a Domicilio a través del sistema del sistema de dependencia, se encuentren en lista de espera y estén siendo atendidos por el Ayuntamiento de Colmenar Viejo”

     

    La atención a las personas en situación de dependencia constituye uno de los principales retos de la política social de los países desarrollados.

    Una de las prestaciones del sistema de dependencia es el servicio de ayuda a domicilio, consistente en las actuaciones llevadas a cabo en el domicilio de las personas en situación de dependencia con el fin de atender sus necesidades de la vida diaria.

    El Servicio de Ayuda a Domicilio vinculado a personas dependientes es prestado directamente por la Comunidad de Madrid, y convive con el Servicio de Ayuda a Domicilio municipal.

    El principal problema es que la Comunidad de Madrid no está dando altas de Ayuda a Domicilio para personas con el derecho reconocido engrosando la lista de espera. Mariano Martín, portavoz de Ganemos Colmenar, manifiesta que de lo que se está hablando es de “unas personas que debido a su situación de dependencia (reconocida por la CM), tienen un derecho (reconocido por la CM) que es el de ayuda a domicilio, y que la CM está vulnerando ese derecho”.

    “Esta situación conculca los derechos de los dependientes colmenareños, pero también perjudica a los no dependientes que, necesitando de Ayuda a Domicilio, no pueden recibir el servicio por estar bloqueado nuestro presupuesto atendiendo a personas dependientes”, señala Martín.

    Para Martín “la dejación de funciones de la Comunidad de Madrid provoca que el Ayuntamiento de Colmenar Viejo se vea en la obligación de atender a estas personas dependientes en riesgo de exclusión social que requieren apoyos para desarrollar las actividades esenciales de la vida diaria, alcanzar una mayor autonomía personal y poder ejercer plenamente sus derechos de ciudadanía”.

    “El problema es común en todos y cada uno de los municipios de la región; según estimaciones de las organizaciones sindicales, la cifra de lista de espera de Ayuda a Domicilio para personas dependientes supera las 8.000 personas en la Comunidad de Madrid” concluye el portavoz de Ganemos Colmenar.

     

     

  • 25 de julio, 2017 - Noticias

    El gobierno de Cifuentes quiere aprobar una nueva Ley del Suelo para la Comunidad de Madrid antes de terminar el año. Esta nueva ley perpetua el modelo de especulación urbanística que tanto daña al casco histórico de Colmenar Viejo, potencia la subida de alquileres y lo hace a costa de los equipamientos colectivos, la vivienda accesible y otros derechos de los ciudadanos. También acelera la desprotección de los espacios naturales de la comunidad, como la Sierra de Guadarrama o el eje de la A1. La intención de esta nueva ley del PP, es desregularizar todavía más el sector para dar vía libre a las nuevas burbujas inmobiliarias y seguir beneficiando a sus amigos de las grandes constructoras que a cambio, acaban financiando al partido, como ha quedado demostrado en las tramas Gürtel o Púnica.

     

    Ganemos ha presentado una moción pidiendo que el ayuntamiento defienda los intereses de sus pueblo, Pablo Aldama, concejal de Ganemos Colmenar declara "entendemos que esta ley despoja al urbanismo de su función social. Esta ley también empeora la anterior norma elaborada por Alberto Ruíz Gallardón y las sucesivas modificaciones liberalizadoras aprobadas por Esperanza Aguirre e inaugura otra ronda de destrucción de nuestro territorio, ciudades y pueblos para multiplicar los beneficios de los promotores, perjudicando a la ciudadanía y al interés general." Con esta moción Ganemos Colmenar deja claro su compromiso con un urbanismo social al servicio de las necesidades de las personas y no del enriquecimiento de unos pocos.

     

     

  • 18 de julio, 2017 - Noticias

    Ganemos Colmenar y Ganemos Tres Cantos exigen a la Comunidad de Madrid, en sus respectivos Plenos Municipales, que cumpla con sus obligaciones relativas a la prestación del Servicio de Ayuda a Domicilio para dependientes.

     

    El servicio de ayuda a domicilio (SAD) se configura como uno de los servicios establecidos en la Ley de Dependencia para apoyar en su domicilio a las personas en situación de dependencia con el fin de que puedan realizar sus actividades de la vida diaria.

     

    Las candidaturas de unidad popular, Ganemos Tres Cantos y Ganemos Colmenar, han detectado múltiples deficiencias en el funcionamiento del SAD vinculado a las personas dependientes que tienen contemplado en su Programa Individual de Atención la concesión de este servicio.

     

    María Jesús Martín, portavoz de Ganemos Tres Cantos, manifiesta que salta la alarma cuando Ganemos tiene conocimiento de que la empresa que presta el Servicio está realizando llamadas a los usuarios de Ayuda a Domicilio Dependientes, tratando de reducir las horas. “No admitimos la excusa de un cálculo erróneo de las horas por parte de la Comunidad de Madrid. Los usuarios vienen recibiendo un servicio durante años que ahora se pretende recortar, sin tener en cuenta de las necesidades de los usuarios. Exigimos que se revierta el recorte horario que se ha puesto en marcha”, declara Martín.

     

    Por otro lado, en Colmenar Viejo trasciende la noticia de que no darán altas en el Servicio de Ayuda a Domicilio con cargo a la CM a las personas dependientes hasta el 1 de enero de 2018, debido a que están con los procedimientos administrativos para resolver una nueva licitación del servicio.

     

    El portavoz de Ganemos Colmenar, Mariano Martín, afirma que “ante esta situación, los ayuntamientos no podemos consentir que siga aumentando la lista de espera, conculcando los derechos de los vecinos que, precisando de Ayuda a Domicilio para cubrir sus necesidades de la vida diaria, no están recibiendo el servicio”.

     

    Es necesario aclarar que el SAD vinculado a personas dependientes es prestado directamente por la Comunidad de Madrid, y que convive con un Servicio de Ayuda a Domicilio municipal para personas no dependientes. Por tanto, “la solución pasaría por dar de alta en el SAD Municipal a todas aquellas personas en situación de dependencia que, teniendo reconocido en su Programa Individual de Atención el derecho al Servicio de Ayuda a Domicilio, se encuentren en lista de espera porque la Comunidad de Madrid no ha hecho efectivo ese derecho y posteriormente realizar una reclamación de esas cantidades a la Comunidad de Madrid, ya que los ayuntamientos” señala Mariano Martín.

     

     

  • 27 de junio, 2017 - Mociones

    Siendo positivo abordar la redacción de un nuevo texto de Ley del Suelo dada la obsolescencia del texto anterior, la propuesta de Ley presentada por el Gobierno de la Comunidad de Madrid supone una oportunidad claramente perdida para dar respuesta trascendente a cuestiones fundamentales del urbanismo madrileño actual y futuro.

    Si salimos del marco normativo estatal, la Comunidad de Madrid puede y debe cambiar el rumbo de un urbanismo que no cumple ya con los fines encomendados. Nos encontramos en un momento crítico del urbanismo que justifica este cambio de modelo. Es necesario que la Comunidad de Madrid lidere el cambio del paradigma legislativo del urbanismo en nuestro país.

    El cuerpo central de la nueva Ley debe impulsar claramente el abandono del modelo desarrollista que ha marcado el urbanismo de los últimos años, apostando decididamente por la ordenación de las ciudades, persiguiendo un modelo de ciudad compacta y con nuevas áreas de centralidad. Ya es hora de reformular la esencia del urbanismo que no debe basarse en continuar creciendo, cuando resulte injustificado, sino que debe mirar hacia la renovación urbana.

    La nueva Ley debe ser clara, evitando el carácter técnico y oscuro actual que únicamente se encuentran al alcance de los iniciados y está claramente alejada del entendimiento de los ciudadanos. En última instancia, es necesaria la simplificación de las reglas urbanísticas, para devolver el urbanismo a los ciudadanos.

    El proyecto, que no se apoya en un diagnóstico territorial y urbanístico, elude la necesidad de plantear una renovación en profundidad del régimen urbanístico, capaz de afrontar los retos de la sociedad madrileña en el siglo XXI; renunciando a la ordenación integrada del territorio, del suelo y del urbanismo. No es admisible evitar el debate sobre la legislación de la planificación territorial en una Comunidad que ha producido procesos de clasificación masiva de suelo urbanizable sin planificación “explícita” territorial.

    El proyecto profundiza en el abandono de la consideración del urbanismo como función pública, atribuyendo a la iniciativa privada por ley la actividad de urbanización y edificación, convirtiendo en secundario y residual el papel de la iniciativa pública municipal, aspecto especialmente negativo en actuaciones de regeneración y renovación urbana en las que el papel de la iniciativa pública debe ser determinante.

    No se reconocen ni abordan los diferentes problemas y capacidades de los distintos municipios de la Comunidad, siendo uno de los problemas de mayor relevancia la clasificación y ordenación pormenorizada masiva consolidada de suelo sin expectativas ni necesidades reales de desarrollo, ignorando por completo cualquier mecanismo de abordaje que posibilite su reconsideración.

    Siendo positivo el reconocimiento de la necesidad de atender a la ciudad existente, el Proyecto adolece de una visión en su gestión que limitará en gran medida su efectividad real requiriéndose un mayor reconocimiento de su alcance integral, así como dotarse de herramientas específicas para su desarrollo, incluyendo la intensificación de la participación ciudadana, que aún contemplándose en un Título específico, queda restringida exclusivamente, con carácter general, a los trámites de la información pública convencional.

    El proyecto plantea la reducción de cesiones de suelo dotacional sin requerir un diagnóstico racional de la situación y basarse en la experiencia de los diferentes municipios, generando desequilibrios en los estándares dotacionales planificados o existentes en la ciudad.

    Todos estos aspectos negativos se ven agravados por el hecho de que el proyecto de Ley refuerza el control de la Comunidad de Madrid sobre los Ayuntamientos, con riesgo de invasión de la autonomía municipal, en ausencia de instrumentos de ordenación territorial que concreten y expliciten el interés Regional.

    Por todo ello, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE ​que se adopten los siguientes ACUERDOS:

    1. Aumentar el porcentaje de reserva de suelo para la construcción de viviendas de protección pública de régimen básico o de cualquier otra modalidad que establezca un precio máximo de venta o renta o los ingresos de los usuarios.
    2. Reforzar y clarificar la regulación del sistema dotacional. La nueva Ley contemplará un régimen suficiente de reservas de suelos dotacionales para las actuaciones urbanísticas, de forma que se establezcan cesiones de nuevos equipamientos, infraestructuras, servicios y espacios públicos que sean adecuados para garantizar las necesidades de sus futuros habitantes.
    3. Aumentar las cesiones de aprovechamiento urbanístico a la Administración Pública actuante.
    4. Reforzar la consideración positiva del suelo no urbanizable, reduciendo los usos posibles e impidiendo usos de naturaleza urbana, con el objeto de evitar la presión que actualmente sufren estos suelos.
    5. Introducir mecanismos de desclasificación de suelo urbanizable por razones de insostenibilidad del modelo territorial anterior, de inviabilidad económica de su desarrollo, o por razones ambientales o de interés general, debidamente justificadas.
    6. Reorganizar la estructura metropolitana de la Comunidad de Madrid, siendo imprescindible la aprobación de un instrumento de Estrategia Territorial autonómico que integre subplanes regionales o comarcales. La ordenación del territorio debe sujetarse a criterios de sostenibilidad ambiental y económica.
    7. Crear un sistema Autonómico de Espacios Abiertos como eje estructurante del modelo territorial de la Comunidad de Madrid, junto a sistemas urbanos y de infraestructuras, con el fin de garantizar la conexión en red de los espacios naturales protegidos y la preservación de los valores del paisaje.
    8. Reforzar la función social del derecho de propiedad, reforzando las obligaciones de los propietarios del suelo y de edificios.
    9. Reforzar la participación ciudadana en general, y específicamente en procesos de regeneración urbana