Inicio Blog tag "contratación pública"
  • 19 de marzo, 2019 - Mociones

    La necesidad de prestar servicios públicos de calidad y eficaces es tarea de las instituciones. El Ayuntamiento de Colmenar Viejo debe mejorar el Servicio de Brigada de Obras cuyos efectivos se han reducido ostensiblemente en los últimos años.

    Para paliar esta situación hemos manifestado públicamente en numerosas ocasiones que es necesaria la ampliación de la plantilla de la brigada para cubrir las vacantes en materia de personal mediante una oposición que garantice la libre concurrencia. En ese sentido se aprobó una moción de Ganemos Colmenar en el pleno celebrado en julio de 2016.

    Consecuencia de esa moción el ayuntamiento convocó la plaza de Encargado de la brigada de obras en el año 2018. Sin embargo, no podemos más que denunciar un cúmulo de irregularidades, que vuelven a mostrar una pésima planificación y una mala organización, y que creemos que no dejan en buen lugar a esta institución.

    Empezando porque a pesar de haberse celebrado la oposición, y de que existe un candidato que ha superado el proceso selectivo, no se ha procedido a efectuar el nombramiento de la persona que obtuvo la plaza, tal y como obliga la normativa.

    Esta situación del todo irregular, supone, además, un peligroso precedente, ya que de aplicarse este criterio de ahora en adelante, la incorporación de funcionarios se dilata en el tiempo innecesariamente, produciendo un deterioro en los servicios que recibe la ciudadanía, una vulneración de los derechos de los empleados públicos y una posible merma en las cuentas municipales.

    Por todo ello, el grupo municipal de Ganemos Colmenar PROPONE que se adopten el siguiente ACUERDO:

    Que se aplique la ley, procediendo de manera inmediata a los nombramientos de las personas que hayan superado los procesos selectivos del Ayuntamiento de Colmenar Viejo

  • 23 de octubre, 2018 - Noticias

    El Tribunal Administrativo de Contratación Pública anula los pliegos del Ayuntamiento de Colmenar Viejo para adjudicar el contrato de suministro de contenedores.

     

    El estado de los contenedores en Colmenar Viejo es inaceptable y éstos necesitan ser cambiados urgentemente.

     

    El Partido Popular, ha sido incapaz de sacar adelante el contrato de recogida de residuos y limpieza viaria. Un contrato que finalizó en julio de 2015.

    “Desde entonces nos encontramos en una situación absurda: el servicio se presta mediante una prórroga forzosa e indefinida. Las actuaciones del PP deberían dirigirse a solucionar esta situación y no a poner parches a un contrato vencido” manifiesta Pablo Aldama, concejal de Ganemos Colmenar.

     

    Recientemente, se ha procedido a la ampliación de ese contrato para que 14 nuevos trabajadores se incorporen a la empresa prestadora del servicio. “Aunque no parece muy ortodoxo ampliar un contrato vencido, sin duda, más gente limpiando repercutirá en la mejora de la limpieza de las calles. Pero esta no es la solución: es indispensable renovar unos vehículos que están en lamentables condiciones y es obligado renovar la flota de contenedores en superficie y mantener adecuadamente los soterrados”.

     

    Transcurridos tres años desde la finalización del contrato, y ante su incapacidad para afrontar el problema de limpieza en su conjunto, el PP trata de adoptar soluciones parciales que mitiguen el estado de suciedad de Colmenar Viejo.

    Uno de estos parches fue licitar de forma separada el suministro de contenedores de basura, sacándolo del contrato de limpieza.

     

    El 3 de octubre, el contrato de suministro de contenedores ha sido tumbado por el Tribunal de la Contratación por segunda vez. Pablo Aldama denuncia que “los vecinos de Colmenar Viejo tengan que padecer una vez más la incapacidad del PP para aprobar contratos esenciales”.

     

    Es imprescindible dar una solución inmediata al estado de los contenedores tanto en superficie como soterrados, y esta pasa por instar a la empresa que actualmente presta el servicio para que cumpla sus obligaciones contractuales, entre las que se encuentra el mantenimiento de los contenedores. “No se puede consentir que Islas de contenedores como por ejemplo la del Cristo del Perdón, lleve con los contenedores seis meses estropeados” concluye Aldama.

     

     

  • 14 de junio, 2018 - Mociones

    Como consecuencia del cese de una trabajadora municipal que estaba ocupando el puesto de TAG de personal, el GM de Ganemos Colmenar ha tenido conocimiento de las prácticas irregulares en la contratación de este Ayuntamiento.

    El régimen de nombramiento de funcionarios interinos viene regulado en el artículo 10.1 del TREBEP, que establece que, por razones expresamente justificadas de necesidad y urgencia, serán nombrados funcionarios interinos para el desempeño de funciones propias de funcionarios de carrera, cuando se dé alguna de las siguientes circunstancias:

    a) La existencia de plazas vacantes cuando no sea posible su cobertura por funcionarios de carrera (en este caso, las plazas deben incluirse en la oferta de empleo público):
    b) La sustitución transitoria de los titulares.
    c) La ejecución de programas de carácter temporal, que no podrán tener una duración superior a tres años, ampliable hasta doce meses más por las leyes de Función Pública...
    d) el exceso o acumulación de tareas por plazo máximo de seis meses, dentro de un periodo de doce meses.

    El artículo 10.3 del mismo Texto Refundido, establece que “el cese de los funcionarios interinos se producirá cuando finalice la causa que dio lugar a su nombramiento”.

    Por tanto, no cabe fijar una fecha de término del contrato de interinidad salvo en los supuestos de que el nombramiento esté vinculado a la ejecución de un programa de carácter temporal, es decir, un contrato de seis meses por acumulación de tareas.

    Hay que tener en cuenta que el despido que nos ocupa no es caso aislado, y que estas contrataciones y ceses irregulares de funcionarios interinos han sido una práctica constante en el funcionamiento de este Ayuntamiento.

    Como consecuencia de la denuncia de Ganemos Colmenar, hemos tenido conocimiento de los pormenores de otros ceses, como el de una auxiliar administrativo de Registro General o el de un vigilante del Servicio Municipal de Deportes. Seguro que hay más.

    Por estos motivos Ganemos Colmenar apremia al Equipo de Gobierno para que regularice estas situaciones y las contrataciones respondan a los supuestos permitidos en el Estatuto Básico del Empleado Público. Lo contrario es continuar en la senda de precarización del sector público.

    Pero hay una segunda cuestión más indecente: el Partido Popular no puede utilizar artimañas fuera del Estatuto Básico del Empleado Público para despedir a trabajadores que le son incómodos. No es la primera vez que Ganemos Colmenar
    denuncia despidos provocados, y de sobra es conocida la tropelía cometida con la Directora de Servicios Sociales.

    El GM de Ganemos Colmenar pretende poner límite a estas prácticas prepotentes y caciquiles del Equipo de Gobierno en la contratación y cese de los trabajadores. El Ayuntamiento de Colmenar Viejo no es un cortijo del Partido Popular. La contratación tiene sus reglas y hay que ceñirse a ellas. No podemos permitir que sean los vecinos los que tengan que pagar los desmanes del Partido Popular en forma de indemnizaciones ganadas en los juzgados por los trabajadores injustamente despedidos.

    En el caso del despido la TAG de Personal, se da la extraña circunstancia de que la funcionaria fue cesada el viernes 18 de mayo, y el mismo día de su cese se decreta el nombramiento de un nuevo funcionario interino. El motivo era que la trabajadora despedida regresaba a la bolsa de trabajo ocupando el primer lugar debido a la puntuación obtenida en el proceso selectivo. Para evitar tener que contratarla de nuevo, era necesario acudir a la bolsa de empleo antes de que la trabajadora no deseada cesara de su puesto.

    Este expediente de contratación se tramitó en tan solo cinco días, cuando de sobra es conocida la dilación a la que el Partido Popular nos tiene acostumbrados en la tramitación del resto de expedientes. Es evidente que el efecto perseguido era no tener que contratar a la damnificada, que a partir de su cese entraría la primera en la bolsa de empleo.

    Estas prácticas no contribuyen a remediar el nefasto clima laboral existente en el Ayuntamiento.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopte los siguiente ACUERDOS:

    1. Exigir al Equipo de Gobierno que regularice los procesos de contratación y que no se produzca ningún otro cese no contemplado en los supuestos tasados en el EBEP.

    2. Exigir al Equipo de Gobierno que dé cuenta en la Comisión Informativa de Hacienda y Personal de los expedientes de todas las contrataciones y ceses de funcionarios interinos.

  • 28 de mayo, 2018 - Mociones

    Como consecuencia del cese de una trabajadora municipal que estaba ocupando el puesto de TAG de personal, el GM de Ganemos Colmenar ha tenido conocimiento de las prácticas irregulares en la contratación de este Ayuntamiento.

    El régimen de nombramiento de funcionarios interinos viene regulado en el artículo 10.1 del TREBEP, que establece que, por razones expresamente justificadas de necesidad y urgencia, serán nombrados funcionarios interinos para el desempeño de funciones propias de funcionarios de carrera, cuando se dé alguna de las siguientes circunstancias:

    a) La existencia de plazas vacantes cuando no sea posible su cobertura por funcionarios de carrera (en este caso, las plazas deben incluirse en la oferta de empleo público):
    b) La sustitución transitoria de los titulares.
    c) La ejecución de programas de carácter temporal, que no podrán tener una duración superior a tres años, ampliable hasta doce meses más por las leyes de Función Pública...
    d) el exceso o acumulación de tareas por plazo máximo de seis meses, dentro de un periodo de doce meses.

    El artículo 10.3 del mismo Texto Refundido, establece que “el cese de los funcionarios interinos se producirá cuando finalice la causa que dio lugar a su nombramiento”.

    Por tanto, no cabe fijar una fecha de término del contrato de interinidad salvo en los supuestos de que el nombramiento esté vinculado a la ejecución de un programa de carácter temporal, es decir, un contrato de seis meses por acumulación de tareas.

    Hay que tener en cuenta que el despido que nos ocupa no es caso aislado, y que estas contrataciones y ceses irregulares de funcionarios interinos han sido una práctica constante en el funcionamiento de este Ayuntamiento.

    Como consecuencia de la denuncia de Ganemos Colmenar, hemos tenido conocimiento de los pormenores de otros ceses, como el de una auxiliar administrativo de Registro General o el de un vigilante del Servicio Municipal de Deportes. Seguro que hay más.

    Por estos motivos Ganemos Colmenar apremia al Equipo de Gobierno para que regularice estas situaciones y las contrataciones respondan a los supuestos permitidos en el Estatuto Básico del Empleado Público. Lo contrario es continuar en la senda de precarización del sector público.

    Pero hay una segunda cuestión más indecente: el Partido Popular no puede utilizar artimañas fuera del Estatuto Básico del Empleado Público para despedir a trabajadores que le son incómodos. No es la primera vez que Ganemos Colmenar
    denuncia despidos provocados, y de sobra es conocida la tropelía cometida con la Directora de Servicios Sociales.

    El GM de Ganemos Colmenar pretende poner límite a estas prácticas prepotentes y caciquiles del Equipo de Gobierno en la contratación y cese de los trabajadores. El Ayuntamiento de Colmenar Viejo no es un cortijo del Partido Popular. La contratación tiene sus reglas y hay que ceñirse a ellas. No podemos permitir que sean los vecinos los que tengan que pagar los desmanes del Partido Popular en forma de indemnizaciones ganadas en los juzgados por los trabajadores injustamente despedidos.

    En el caso del despido la TAG de Personal, se da la extraña circunstancia de que la funcionaria fue cesada el viernes 18 de mayo, y el mismo día de su cese se decreta el nombramiento de un nuevo funcionario interino. El motivo era que la trabajadora despedida regresaba a la bolsa de trabajo ocupando el primer lugar debido a la puntuación obtenida en el proceso selectivo. Para evitar tener que contratarla de nuevo, era necesario acudir a la bolsa de empleo antes de que la trabajadora no deseada cesara de su puesto.

    Este expediente de contratación se tramitó en tan solo cinco días, cuando de sobra es conocida la dilación a la que el Partido Popular nos tiene acostumbrados en la tramitación del resto de expedientes. Es evidente que el efecto perseguido era no tener que contratar a la damnificada, que a partir de su cese entraría la primera en la bolsa de empleo.

    Estas prácticas no contribuyen a remediar el nefasto clima laboral existente en el Ayuntamiento.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopte los siguiente ACUERDOS:

    1. Exigir al Equipo de Gobierno que regularice los procesos de contratación y que no se produzca ningún otro cese no contemplado en los supuestos tasados en el EBEP.

    2. Exigir al Equipo de Gobierno que dé cuenta en la Comisión Informativa de Hacienda y Personal de los expedientes de todas las contrataciones y ceses de funcionarios interinos.

  • 05 de marzo, 2018 - Noticias

    Considerando que la Presidencia de la Comisión de Vigilancia de la Contratación es una ficción que no tiene mayor contenido que blanquear a un Partido Popular que pretende dar una sensación de participación a los Grupos Municipales de la oposición que no es real.

     

    Considerando que la función de la Presidencia debería de ir más allá que la de firmar una convocatoria conformada por el Equipo de Gobierno, sin tener acceso previo a los expedientes y al acta de la sesión anterior.

     

    Habiendo advertido en la última Comisión de Vigilancia de la Contratación ordinaria la intención de este Grupo Municipal de ejercer la Presidencia de manera responsable, no incluyendo en el Orden del Día expedientes incompletos.

     

    Dando lugar esta forma de proceder a que el Partido Popular haya aprobado las licitaciones de 5 contratos en una Junta de Gobierno Local extraordinaria sin dictamen previo de Comisión de Vigilancia de la Contratación

     

    El Grupo Municipal Ganemos Colmenar presenta su RENUNCIA a ejercer la Presidencia de la Comisión de Vigilancia de la Contratación.

     

     

  • 21 de diciembre, 2017 - Videos

    Mariano Martín - Otros 10 meses con el pueblo sucio por culpa del Partido Popular de Colmenar Viejo.

     

     

  • 25 de septiembre, 2017 - Noticias

    Se trata de contratar temporalmente, por acumulación de tareas, un trabajador social con la principal función de resolver la lista de espera para valorar la situación de dependencia.

     

    En Colmenar Viejo la Administración competente para realizar las valoraciones de dependencia es el Ayuntamiento, que mediante la aceptación de una encomienda de gestión de la Consejería de Servicios Sociales asumió esta responsabilidad.

     

    Mariano Martín, portavoz de Ganemos Colmenar, señala que “a pesar de la incuestionable profesionalidad de los técnicos, estamos incumpliendo el plazo de seis meses establecido por la Ley para valorar la dependencia y, por lo tanto, es imprescindible tomar medidas para la adecuada atención de los dependientes colmenareños”.

     

    Ganemos Colmenar ha solicitado en distintas ocasiones un plan de actuación para terminar con la lista de espera de las valoraciones de dependencia, sin embargo, a día de hoy la situación no ha mejorado y la lista de espera sigue siendo sustancial.

     

    Para acabar con el grave problema del incumplimiento de los plazos para resolver las valoraciones de dependencia por parte del Ayuntamiento de Colmenar, y con la finalidad de que en enero de 2018 estén resueltas todas las solicitudes pendientes, “entendemos que la solución pasa por la contratación temporal de un Trabajador Social con la función de acabar con la lista de espera de las valoraciones de dependencia”, apostilla Martín.