• 12 de julio, 2017 - Mociones

    La atención a las personas en situación de dependencia y la promoción de su autonomía personal constituye uno de los principales retos de la política social de los países desarrollados. El reto no es otro que atender las necesidades de aquellas personas que, por encontrarse en situación de especial vulnerabilidad, requieren apoyos para desarrollar las actividades esenciales de la vida diaria, alcanzar una mayor autonomía personal y poder ejercer plenamente sus derechos de ciudadanía.

    La Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, tiene por objeto regular las condiciones básicas que garanticen la igualdad en el ejercicio del derecho subjetivo de ciudadanía a la promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, en los términos establecidos en las leyes, mediante la creación de un Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia. El artículo 11 de la Ley de Dependencia establece que corresponde a las Comunidades Autónomas la planificación, la ordenación y la coordinación, en el ámbito de su territorio, de los servicios de promoción de la autonomía personal y de atención a las personas en situación de dependencia, así como la gestión de los
    recursos necesarios para ello.

    El Decreto 54/2015, de 21 de mayo, de la Comunidad de Madrid, regula el procedimiento aplicable en la Comunidad de Madrid para el reconocimiento de la situación de dependencia y del derecho a las prestaciones del Sistema para la
    Autonomía y Atención a la Dependencia.

    En el marco del procedimiento de reconocimiento de la situación de dependencia y las prestaciones correspondientes se establece un programa individual de atención (PIA) en el que se determinarán, en función del grado de dependencia y de las preferencias de atención de los beneficiarios, los servicios y/o prestaciones económicas concedidas, y que desde el momento de la notificación, constituye un derecho subjetivo.

    En el catálogo de servicios de atención del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia en la Comunidad de Madrid se encuentra regulado el Servicio de Ayuda a Domicilio. El servicio de ayuda a domicilio (SAD) ​lo constituye el conjunto de actuaciones llevadas a cabo en el domicilio de las personas en situación de dependencia con el fin
    de atender sus necesidades de la vida diaria.

    Ganemos Colmenar ha detectado múltiples deficiencias en el funcionamiento del SAD vinculado a las personas dependientes que tienen contemplado en su PIA la concesión de este servicio.

    No hay que olvidar que el SAD vinculado a personas dependientes es prestado directamente por la Comunidad de Madrid, y que convive con el SAD municipal. Tal y como se refleja en el Convenio de Servicios Sociales, el SAD por parte del Ayuntamiento de Colmenar Viejo debe estar orientado a la atención a las personas que no tienen reconocida la condición de dependiente o están en proceso de valoración. Una vez resuelto su Programa Individual la competencia de la prestación del servicio corresponde a la Comunidad de Madrid, configurándose como un derecho subjetivo para la persona en situación de dependencia.

    El Alcalde de Colmenar Viejo, en informe de 20 de junio de 2017 refiere que se ha detectado la necesidad de ampliar la partida para la prestación del servicio de SAD Municipal. El motivo es que la Comunidad de Madrid comunicó a la Concejalía de Servicios Sociales que no darán altas con cargo a SAD CM a las personas con PIA reconocido hasta el 1 de enero de 2018, debido a que están con los procedimientos administrativos para resolver una nueva licitación del servicio.

    Esta situación hace que los usuarios que actualmente están ocupando el servicio de SAD Municipal, no migren a la CM y aumente el consiguiente gasto presupuestario municipal, imposibilitando que desde la Concejalía se puedan dar altas a las personas mayores que lo necesitan. Actualmente se pueden contabilizar un total de 85 personas en lista de espera de SAD Municipal.

    Ante esta situación, los ayuntamientos, como administración más cercana al ciudadano, no pueden consentir que la Comunidad de Madrid esté conculcando los derechos de los vecinos que precisando de Ayuda a Domicilio para cubrir sus necesidades de la vida diaria, no estén recibiendo el servicio. Por eso, el Ayuntamiento de Colmenar Viejo debe poner los medios a su alcance para hacer efectivo el Servicio de Ayuda a Domicilio para aquellas personas en situación de dependencia que tienen reconocido este servicio como derecho subjetivo.

    Por otro lado, hemos tenido conocimiento de que la empresa que actualmente presta el Servicio de SAD CM (Sarquavitae) está realizando llamadas a los usuarios de Ayuda a Domicilio Dependientes, tratando de reducir las horas de servicio. La Comunidad de Madrid trata de justificar este recorte encubierto argumentando un error en el cálculo de número de horas semanales a partir del número de horas mensuales establecido en al PIA. Error mantenido durante años y que ahora quieren corregir a costa de los usuarios de SAD Dependencia, sin respetar los derechos adquiridos de uno de los grupos más vulnerables de nuestra sociedad.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopten los siguientes ACUERDOS:

    PRIMERO: instar a la Dirección General de Atención a la Dependencia y al Mayor a que mantenga el número de horas que están recibiendo los usuarios de SAD de la Comunidad de Madrid desde hace tiempo, revirtiendo el recorte
    horario que han puesto en marcha.

    SEGUNDO: instar a la Dirección General de Atención a la Dependencia y al Mayor a que se haga cargo de las obligaciones contraídas con las personas en situación de dependencia e implante con carácter inmediato el Servicio de
    Ayuda a Domicilio cuando así venga establecido en el PIA.

    TERCERO: dar de alta en el SAD Municipal a todas aquellas personas en situación de dependencia que, teniendo reconocido en el PIA el derecho al Servicio de Ayuda a Domicilio, se encuentren en lista de espera porque la
    Comunidad de Madrid no ha hecho efectivo el derecho.

    CUARTO: reclamar a la Comunidad de Madrid las cantidades por la prestación del SAD Municipal, en aquellos casos que transcurrido el plazo de tres meses desde la notificación del PIA en el que se reconozca el derecho al servicio de
    Ayuda a Domicilio, no se haya comenzado a prestar y esté recibiendo el servicio por parte del Ayuntamiento.

  • 27 de junio, 2017 - Mociones

    El Grupo Municipal de Ganemos Colmenar del Ayuntamiento de Colmenar Viejo, respondiendo a la necesidad de la mejora en la comunicación entre vecinos y la administración municipal, la cual en ocasiones es bastante mejorable según las quejas presentadas a los distintos Grupos Municipales por numerosos vecinos, proponemos la creación de una Comisión de Sugerencias y Reclamaciones para mejorar la gestión de las mismas.

    Entendemos que la mejor manera de canalizar las sugerencias y reclamaciones de los vecinos es una comisión específica cuya función sea detectar las deficiencias de funcionamiento y buscar las oportunidades de mejora. Por otro lado, debe vigila que las quejas y sugerencias de los ciudadanos se contesten y sean tenidas en cuenta de forma razonable. El objetivo de esta Comisión es garantizar que las relaciones entre la administración y los administrados sean de una buena calidad.

    La Comisión de Sugerencias y Reclamaciones es obligatoria para todos los municipios de gran población, aunque también podrá existir en los demás cuando así lo acuerde el Pleno de la Corporación. Según el artículo 132 de la LRBRL, el objeto de la Comisión de Sugerencias y Reclamaciones es la defensa de los derechos de los vecinos mediante la supervisión de la actividad municipal, y en ella han de participar todos los grupos políticos que integran el Pleno. Deberá elaborar un informe anual en el que han de constar las quejas presentadas por los vecinos, las deficiencias observadas en el funcionamiento de los servicios las sugerencias o recomendaciones no admitidas por la Administración municipal. Además podrá elaborar informes extraordinarios cuando la gravedad o la urgencia de los hechos lo aconsejen. Todos los órganos del Gobierno y la Administración municipal están obligados a colaborar con la Comisión de Sugerencias y Reclamaciones.

    Por todo ello, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE ​que se adopten los siguientes ACUERDOS:
    PRIMERO​: Crear una Comisión de Sugerencias y Reclamaciones en el Ayuntamiento de Colmenar Viejo.
    SEGUNDO​: Elaborar un Reglamento de funcionamiento de la Comisión permanente de sugerencias y Reclamaciones.

  • 27 de junio, 2017 - Mociones

    Siendo positivo abordar la redacción de un nuevo texto de Ley del Suelo dada la obsolescencia del texto anterior, la propuesta de Ley presentada por el Gobierno de la Comunidad de Madrid supone una oportunidad claramente perdida para dar respuesta trascendente a cuestiones fundamentales del urbanismo madrileño actual y futuro.

    Si salimos del marco normativo estatal, la Comunidad de Madrid puede y debe cambiar el rumbo de un urbanismo que no cumple ya con los fines encomendados. Nos encontramos en un momento crítico del urbanismo que justifica este cambio de modelo. Es necesario que la Comunidad de Madrid lidere el cambio del paradigma legislativo del urbanismo en nuestro país.

    El cuerpo central de la nueva Ley debe impulsar claramente el abandono del modelo desarrollista que ha marcado el urbanismo de los últimos años, apostando decididamente por la ordenación de las ciudades, persiguiendo un modelo de ciudad compacta y con nuevas áreas de centralidad. Ya es hora de reformular la esencia del urbanismo que no debe basarse en continuar creciendo, cuando resulte injustificado, sino que debe mirar hacia la renovación urbana.

    La nueva Ley debe ser clara, evitando el carácter técnico y oscuro actual que únicamente se encuentran al alcance de los iniciados y está claramente alejada del entendimiento de los ciudadanos. En última instancia, es necesaria la simplificación de las reglas urbanísticas, para devolver el urbanismo a los ciudadanos.

    El proyecto, que no se apoya en un diagnóstico territorial y urbanístico, elude la necesidad de plantear una renovación en profundidad del régimen urbanístico, capaz de afrontar los retos de la sociedad madrileña en el siglo XXI; renunciando a la ordenación integrada del territorio, del suelo y del urbanismo. No es admisible evitar el debate sobre la legislación de la planificación territorial en una Comunidad que ha producido procesos de clasificación masiva de suelo urbanizable sin planificación “explícita” territorial.

    El proyecto profundiza en el abandono de la consideración del urbanismo como función pública, atribuyendo a la iniciativa privada por ley la actividad de urbanización y edificación, convirtiendo en secundario y residual el papel de la iniciativa pública municipal, aspecto especialmente negativo en actuaciones de regeneración y renovación urbana en las que el papel de la iniciativa pública debe ser determinante.

    No se reconocen ni abordan los diferentes problemas y capacidades de los distintos municipios de la Comunidad, siendo uno de los problemas de mayor relevancia la clasificación y ordenación pormenorizada masiva consolidada de suelo sin expectativas ni necesidades reales de desarrollo, ignorando por completo cualquier mecanismo de abordaje que posibilite su reconsideración.

    Siendo positivo el reconocimiento de la necesidad de atender a la ciudad existente, el Proyecto adolece de una visión en su gestión que limitará en gran medida su efectividad real requiriéndose un mayor reconocimiento de su alcance integral, así como dotarse de herramientas específicas para su desarrollo, incluyendo la intensificación de la participación ciudadana, que aún contemplándose en un Título específico, queda restringida exclusivamente, con carácter general, a los trámites de la información pública convencional.

    El proyecto plantea la reducción de cesiones de suelo dotacional sin requerir un diagnóstico racional de la situación y basarse en la experiencia de los diferentes municipios, generando desequilibrios en los estándares dotacionales planificados o existentes en la ciudad.

    Todos estos aspectos negativos se ven agravados por el hecho de que el proyecto de Ley refuerza el control de la Comunidad de Madrid sobre los Ayuntamientos, con riesgo de invasión de la autonomía municipal, en ausencia de instrumentos de ordenación territorial que concreten y expliciten el interés Regional.

    Por todo ello, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE ​que se adopten los siguientes ACUERDOS:

    1. Aumentar el porcentaje de reserva de suelo para la construcción de viviendas de protección pública de régimen básico o de cualquier otra modalidad que establezca un precio máximo de venta o renta o los ingresos de los usuarios.
    2. Reforzar y clarificar la regulación del sistema dotacional. La nueva Ley contemplará un régimen suficiente de reservas de suelos dotacionales para las actuaciones urbanísticas, de forma que se establezcan cesiones de nuevos equipamientos, infraestructuras, servicios y espacios públicos que sean adecuados para garantizar las necesidades de sus futuros habitantes.
    3. Aumentar las cesiones de aprovechamiento urbanístico a la Administración Pública actuante.
    4. Reforzar la consideración positiva del suelo no urbanizable, reduciendo los usos posibles e impidiendo usos de naturaleza urbana, con el objeto de evitar la presión que actualmente sufren estos suelos.
    5. Introducir mecanismos de desclasificación de suelo urbanizable por razones de insostenibilidad del modelo territorial anterior, de inviabilidad económica de su desarrollo, o por razones ambientales o de interés general, debidamente justificadas.
    6. Reorganizar la estructura metropolitana de la Comunidad de Madrid, siendo imprescindible la aprobación de un instrumento de Estrategia Territorial autonómico que integre subplanes regionales o comarcales. La ordenación del territorio debe sujetarse a criterios de sostenibilidad ambiental y económica.
    7. Crear un sistema Autonómico de Espacios Abiertos como eje estructurante del modelo territorial de la Comunidad de Madrid, junto a sistemas urbanos y de infraestructuras, con el fin de garantizar la conexión en red de los espacios naturales protegidos y la preservación de los valores del paisaje.
    8. Reforzar la función social del derecho de propiedad, reforzando las obligaciones de los propietarios del suelo y de edificios.
    9. Reforzar la participación ciudadana en general, y específicamente en procesos de regeneración urbana

  • 14 de junio, 2017 - Mociones

    El cambio climático constituye una de las mayores amenazas medioambientales a la que se enfrenta la Humanidad. Por eso, Ganemos Colmenar trabaja para lograr un nuevo modelo energético más sostenible, social y democrático, capaz de reducir las emisiones de CO2 (gas principal causante del cambio climático) contribuyendo así a una sociedad mejor.

    Es sabido que los efectos del cambio climático sobrepasan las fronteras de cualquier término municipal, teniendo consecuencias sobre todo el planeta, y amenazando por tanto el bienestar y la viabilidad a largo plazo de todas las
    sociedades. Sus efectos más visibles son:

    ● La subida del nivel del mar
    ● El aumento de temperaturas
    ● El deshielo de los glaciares
    ● El aumento de la frecuencia e intensidad de eventos climáticos extremos

    En este sentido, las consecuencias del cambio climático son perceptibles en el entorno natural de nuestro municipio, como evidencia la tendencia a veranos e inviernos cada vez más cálidos, con más olas de calor y todo tipo de fenómenos
    meteorológicos adversos. Los últimos veranos en el municipio presentan temperaturas varios grados por encima de lo habitual. Estas olas de calor tienen importantísimos efectos en nuestra salud, tal y como lo advierte la Organización Mundial de la Salud y la Organización Meteorológica Mundial.

    El cambio climático nos hace más pobres y vulnerables a todos; tiene un impacto económico y social que no podemos ignorar. Las olas de calor, inundaciones, sequías y tempestades que está sufriendo el territorio suponen pérdidas de cosechas, escasez de alimentos y agua potable, extinciones de especies, daños en nuestras ciudades, e incluso pérdida de vidas humanas; estas serán cada vez más frecuentes si no frenamos este proceso, provocado por la actividad humana, ni adaptamos nuestras ciudades a ciertos cambios que ya serán inevitables.

    En la cumbre de París sobre el Cambio Climático (COP21), que se celebró a finales del 2015, mandatarios de todos los países del mundo se reunieron para acordar cómo afrontar el cambio climático a escala global. La ratificación y el estricto cumplimiento de los acuerdo alcanzados es posiblemente la última oportunidad para poner freno al cambio climático.

    Observamos con preocupación que España esté entre los países incumplidores en lo que se refiere a sus obligaciones de reducción de emisión de GEF. Al mismo tiempo, nuestro gobierno presiona a la Comisión de la UE para que sea má tolerante con las emisiones de vehículos de transporte, principal sector responsable de emisiones en Europa. Por si eso fuera poco, la última reforma del sector eléctrico frena el desarrollo de las energías renovables, penaliza el autoconsumo energético, y fomenta energías sucias, como la extracción de petróleo y el fracking (un sistema altamente contaminante que permite extraer gas o petróleo fracturando el subsuelo).

    Nuestra ciudad y su Ayuntamiento no debe quedar al margen de los esfuerzos por procurar una ciudad más habitable y libre de emisiones para quienes en ella vivimos y para quienes en ella nos sucederán. Como Ayuntamiento tenemos la responsabilidad de exigir a los gobiernos que asuman políticas climáticas y energéticas que nos mantengan dentro del rango de aumento de la temperatura media global de 2oC, temperatura que la comunidad científica y organismos como la ONU y la Unión Europea consideran el límite para asistir a un muy peligroso punto de no retorno del clima con consecuencias desastrosas.

    Debemos también como Ayuntamiento exigir al Gobierno de la nación que apruebe un marco jurídico para que los inversores desarrollen energías renovables con seguridad, que acabe con las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050, y que regule el lobby de las principales empresas causantes del cambio climático.

    Por todo ello, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE ​que se adopten los siguientes ACUERDOS:

    1. Instar al Gobierno de la nación a que apruebe un marco jurídico para que los inversores desarrollen energías renovables con seguridad, que acabe con las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050, y que regule el lobby de las principales empresas causantes del cambio climático. Sobre todo, que no sean estas las que deciden las políticas climáticas y energéticas.
    2. Impulsar las energías renovables y la eficiencia energética, así como sustituir progresivamente las energías sucias por limpias en el Ayuntamiento de Colmenar Viejo, mediante la contratación de suministro de electricidad de origen renovable para las dependencias municipales. Por ejemplo, a través de la auditoría energética del Ayuntamiento de Colmenar Viejo
    3. Hacer de Colmenar Viejo un municipio cumplidor con el objetivo de 100% renovables para el año 2050 mediante una progresiva reducción de las emisiones de carbono.
    4. Realizar un inventario de las emisiones del Ayuntamiento, al menos en sus dependencias y con vistas a conocer el conjunto de emisiones del municipio.
    5. Instar a que las distintas administraciones recuperen la partida presupuestaria del 0’7 destinado a proyectos de cooperación al desarrollo e incentivar mediante los mismos proyectos de acción climática en países en vías de desarrollo.
    6. Realizar una campaña de información ciudadana de prevención del cambio climático, incidiendo en las medidas recomendadas y obligatorias a llevar a cabo en el municipio tanto a título particular, como por parte de las urbanizaciones, centros educativos, instalaciones o empresas que realicen actividades en el término municipal.
    7. Publicación en la web oficial del Ayuntamiento, Redes Sociales en Internet y a través de otros medios de comunicación habituales, información específica de las medidas y acciones a llevar a cabo por la ciudadanía para la lucha contra el cambio climático y para mitigar sus efectos.

  • 14 de junio, 2017 - Mociones

    El cambio climático constituye una de las mayores amenazas medioambientales a la que se enfrenta la Humanidad. Por eso, Ganemos Colmenar trabaja para lograr un nuevo modelo energético más sostenible, social y democrático, capaz de reducir las emisiones de CO2 (gas principal causante del cambio climático) contribuyendo así a una sociedad mejor.

    Es sabido que los efectos del cambio climático sobrepasan las fronteras de cualquier término municipal, teniendo consecuencias sobre todo el planeta, y amenazando por tanto el bienestar y la viabilidad a largo plazo de todas las sociedades.

    Sus efectos más visibles son:

    ● La subida del nivel del mar.

    ● El aumento de temperaturas.

    ● El deshielo de los glaciares.

    ● El aumento de la frecuencia e intensidad de eventos climáticos extremos.

     

    En este sentido, las consecuencias del cambio climático son perceptibles en el entorno natural de nuestro municipio, como evidencia la tendencia a veranos e inviernos cada vez más cálidos, con más olas de calor y todo tipo de fenómenos meteorológicos adversos. Los últimos veranos en el municipio presentan temperaturas varios grados por encima de lo habitual. Estas olas de calor tienen importantísimos efectos en nuestra salud, tal y como lo advierte la Organización Mundial de la Salud y la Organización Meteorológica Mundial.

    El cambio climático nos hace más pobres y vulnerables a todos; tiene un impacto económico y social que no podemos ignorar. Las olas de calor, inundaciones, sequías y tempestades que está sufriendo el territorio suponen pérdidas de cosechas, escasez de alimentos y agua potable, extinciones de especies, daños en nuestras ciudades, e incluso pérdida de vidas humanas; estas serán cada vez más frecuentes si no frenamos este proceso, provocado por la actividad humana, ni adaptamos nuestras ciudades a ciertos cambios que ya serán inevitables.

    En la Cumbre de París sobre el Cambio Climático (COP21), que se celebró a finales del 2015, mandatarios de todos los países del mundo se reunieron para acordar cómo afrontar el cambio climático a escala global. La ratificación y el estricto cumplimiento de los acuerdo alcanzados es posiblemente la última oportunidad para poner freno al cambio climático.

    Observamos con preocupación que España esté entre los países incumplidores en lo que se refiere a sus obligaciones de reducción de emisión de GEF. Al mismo tiempo, nuestro gobierno presiona a la Comisión de la UE para que sea más tolerante con las emisiones de vehículos de transporte, principal sector responsable de emisiones en Europa. Por si eso fuera poco, la última reforma del sector eléctrico frena el desarrollo de las energías renovables, penaliza el autoconsumo energético, y fomenta energías sucias, como la extracción de petróleo y el fracking (un sistema altamente contaminante que permite extraer gas o petróleo fracturando el subsuelo).

    Nuestra ciudad y su Ayuntamiento no debe quedar al margen de los esfuerzos por procurar una ciudad más habitable y libre de emisiones para quienes en ella vivimos y para quienes en ella nos sucederán. Como Ayuntamiento tenemos la responsabilidad de exigir a los gobiernos que asuman políticas climáticas y energéticas que nos mantengan dentro del rango de aumento de la temperatura media global de 2ºC, temperatura que la comunidad científica y organismos como la ONU y la Unión Europea consideran el límite para asistir a un muy peligroso punto de no retorno del clima con consecuencias desastrosas.

    Debemos también como Ayuntamiento exigir al Gobierno de la nación que apruebe un marco jurídico para que los inversores desarrollen energías renovables con seguridad, que acabe con las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050, y que regule el lobby de las principales empresas causantes del cambio climático.

    Por todo ello, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopten los siguientes ACUERDOS: 

    1. Instar al Gobierno de la nación a que apruebe un marco jurídico para que los inversores desarrollen energías renovables con seguridad, que acabe con las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050, y que regule

    el lobby de las principales empresas causantes del cambio climático. Sobre todo, que no sean estas las que deciden las políticas climáticas y energéticas.

    2 . Impulsar las energías renovables y la eficiencia energética, así como sustituir progresivamente las energías sucias por limpias en el Ayuntamiento de Colmenar Viejo, mediante la contratación de suministro de electricidad de origen renovable para las dependencias municipales. Por ejemplo, a través de la auditoría energética del Ayuntamiento de Colmenar Viejo

    3. Hacer de Colmenar Viejo un municipio cumplidor con el objetivo de 100% renovables para el año 2050 mediante una progresiva reducción de las emisiones de carbono.

    4. Realizar un inventario de las emisiones del Ayuntamiento, al menos en sus dependencias y con vistas a conocer el conjunto de emisiones del municipio.

    5. Instar a que las distintas administraciones recuperen la partida presupuestaria del 0’7 destinado a proyectos de cooperación al desarrollo e incentivar mediante los mismos proyectos de acción climática en países en vías de desarrollo.

    6. Realizar una campaña de información ciudadana de prevención del cambio climático, incidiendo en las medidas recomendadas y obligatorias a llevar a cabo en el municipio tanto a título particular, como por parte de las urbanizaciones, centros educativos, instalaciones o empresas que realicen actividades en el término municipal.

    7. Publicación en la web oficial del Ayuntamiento, Redes Sociales en Internet y a través de otros medios de comunicación habituales, información específica de las medidas y acciones a llevar a cabo por la ciudadanía para la lucha contra el cambio climático y para mitigar sus efectos.

     

    DESCARGA EL PDF

     

     

     

  • 23 de mayo, 2017 - Mociones

    EXPOSICIÓN DE MOTIVOS:

    Numerosos procedimientos judiciales por corrupción a lo largo de todo el Estado español tienen como protagonista al partido que ostenta el gobierno de este país, procedimientos judiciales por su gestión en gobiernos de CCAA, yuntamientos, empresas públicas, Diputaciones...No se puede seguir afirmando
    que existan casos aislados. Estamos ante un saqueo sistemático y organizado de las arcas públicas en favor de beneficios privados.


    Existe una grave situación de emergencia democrática. Sufrimos un acelerado deterioro de principios fundamentales como es el de la separación de poderes. No podemos olvidar que la elección del fiscal General del Estado se realiza directamente por el Gobierno.


    La corrupción afecta a la democracia, pero también a las condiciones de vida de la gente, expolia recursos públicos y diezma derechos fundamentales. La corrupción del Partido Popular, muy ligada al proceso de privatizaciones enarbolado por el neoliberalismo, nos ha empobrecido y nos quita derechos. Permite además
    que el poder real en España resida en grandes empresarios que no se presentan a las elecciones.


    Ha llegado un momento en el que ya no bastan las comparecencias. Las peticiones de dimisión que se las lleva el viento ante los oídos sordos y la irresponsabilidad de este Gobierno.


    La herramienta parlamentaria y constitucional que nos queda ante esta situación de excepción, es la de la  moción de censura. Un mecanismo que no solo permite argumentar el por qué este Gobierno no puede durar ni un día más, sino también proponer una alternativa de país.


    Por ello el Grupo Parlamentario de Unidos Podemos–En Comú Podem–En Marea ha anunciado una serie de encuentros con sindicatos, organizaciones sociales y partidos políticos para presentar una moción de censura al Gobierno del PP presidido por Mariano Rajoy.


    Esta iniciativa es una obligación ética. No se concibe como una iniciativa parlamentaria sino que se promueve con la intención de implicar al país en su conjunto.


    Por todo ello, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE ​que se adopten los siguiente ACUERDO:

    Mostrar el apoyo a la moción de censura presentada por el Grupo Parlamentario de Unidos Podemos–En Comú Podem–En Marea al Presidente del Gobierno.

  • 16 de mayo, 2017 - Mociones

    Las Escuelas Municipales de Música y Danza nacieron en España a mitad de los años ochenta y fueron consolidadas como base de la reforma de la Educación Musical y de la Danza, inscrita en la Ley Orgánica General del Sistema Educativo (LOGSE), de 3 de octubre de 1990. El principio y fin de estos centros educativos es permitir que todas las personas, sin perjuicio de edad, formación previa o condición económica, disfruten de una formación en música y danza de calidad, para generar así un tejido social y cultural de aficionados a la práctica artística de manera complementaria a la enseñanza que se imparte en los conservatorios.

    El desarrollo y crecimiento en la Comunidad de Madrid de las Escuelas Municipales de Música y Danza fue de tales proporciones que convirtió este tipo de espacios en uno de los servicios básicos en cualquier municipio en el que se instalaron, siendo percibidos por la ciudadanía como imprescindibles. Fueron uno de los patrimonios culturales vivos con más éxito de nuestra Comunidad, orgullo de municipios y de alumnos y, en algunos casos, llegaron a ser referentes a nivel estatal.

    Para cumplir su función como servicio público básico por parte de los municipios, se ha venido reivindicando durante años la necesidad de que la responsabilidad de la financiación fuese compartida por las administraciones y por el propio alumnado. Este modelo implicaba que cada agente (Comunidad de Madrid, Ayuntamiento y usuarios del servicio, a través del pago del precio público correspondiente) se responsabilizaban de hacer frente cada uno de un tercio de los costes del servicio. A pesar de estas premisas, la Comunidad de Madrid nunca llegó a cubrir su parte correspondiente, que fue reduciendo progresivamente hasta eliminar la financiación en 2012 sin justificación alguna.

    La Comunidad de Madrid tampoco se está haciendo cargo de la responsabilidad que la legislación le atribuye en el desarrollo de un marco normativo común para las Escuelas de Música y Danza en los diferentes municipios de la región. La Comunidad de Madrid es de las pocas Comunidades Autónomas que no ha desarrollado el Reglamento de las Escuelas de Música y Danza, tal y como se dispone en la normativa estatal, que establece que éstas han de ser reguladas reglamentariamente por las administraciones educativas.

    Las Escuelas Municipales de Música y Danza son piezas necesarias en una política cultural y educativa porque fomentan el gusto y el placer de la ciudadanía por las artes y la cultura; porque facilitan el acceso a una educación de calidad a todos los sectores de la población, algo fundamental para la socialización y la integración del arte y la cultura en la vida cotidiana de la ciudadanía.

    La Comunidad de Madrid ha de ser garante de su existencia, independientemente de la posibilidad de los municipios, y garante también del acceso para los habitantes de la región que quieran participar en ellas. Para ello es necesario un marco estable de financiación que habría de orientarse al modelo europeo de financiación a tercios: 33 % gobiernos autónomos, 33 % Ayuntamientos, 33 % matrículas. El objetivo de esta concepción es establecer un modelo económicamente sostenible y profundizar en la corresponsabilidad de todos los actores participantes en su funcionamiento.

    Por todo ello, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE ​que se adopten los siguientes ACUERDOS:

    1.- Instar al gobierno de la Comunidad de Madrid a la recuperación de la financiación autonómica de las Escuelas Municipales de Música y Danza de la Comunidad de Madrid, destinada al funcionamiento, equipamiento, instalaciones y compra y arreglo de instrumentos, en los niveles que tuvo en el año 2007, para que se garantice un marco estable de financiación para todos los municipios de la Comunidad de Madrid.

    2.- Instar al gobierno de la Comunidad de Madrid a la elaboración de un marco normativo reglamentario, tal y como se estipula en la legislación estatal. Esta normativa deberá regular cuestiones de acceso, de instalaciones, de requisitos de profesorado y de un mínimo marco pedagógico, adaptado a las especificidades tanto de la música como de la danza.

    3.- Instar al Gobierno de la Comunidad de Madrid a que constituya una mesa de trabajo que cuente con la representación de los Ayuntamientos, con la comunidad educativa (directores, profesores, personal no docente), con las asociaciones de padres, madres y alumnos, y con expertos de la música y la danza, con el fin de definir los objetivos y contenidos necesarios de dicho marco normativo.

  • 16 de mayo, 2017 - Mociones

    El barrio de la Estación es un barrio relativamente nuevo de Colmenar Viejo en el que habitan muchos colmenareños que aún carecen de las infraestructuras públicas básicas.

    Es importante señalar que la enorme distancia de este barrio respecto al núcleo urbano hace que los vecinos tengan que realizar desplazamientos importantes para acceder a muchos servicios públicos.

    Por otro lado, las conexiones en transporte público con el casco urbano tienen muchas deficiencias, siendo pocas las líneas y las frecuencias de los autobuses, lo que provoca una alta dependencia del vehículo privado para los desplazamientos.

    El desarrollo urbanístico desmesurado y las políticas centradas en la construcción de los años previos a la crisis ha provocado el nacimiento de barrios basado en la venta de viviendas, sin construir dotaciones esenciales en paralelo.

    Así ha sucedido en cierta medida en el barrio de la Estación, que sufre la falta de servicios básicos como escuela infantil pública, instituto, centro de salud, centro cultural, biblioteca...

    Sí cuentan los habitantes del barrio con un edificio municipal que está infrautilizado y que tiene grandes posibilidades de rentabilizarse socialmente. Los centros sociales son equipamientos socioculturales de carácter público que  sirven de base al desarrollo comunitario y a la participación ciudadana, constituyendo un punto de encuentro sociocultural, posibilitando así un ocio activo y creativo.

    Se propone, por tanto, utilizar parte de este edificio municipal desaprovechado para satisfacer la demanda ciudadana y paliar la falta de infraestructuras culturales en el barrio de la Estación.

    Se trataría de utilizar este espacio de forma polivalente y adaptándolo a distintos usos, como una pequeña biblioteca, una ludoteca, un espacio de encuentro... En definitiva, un espacio de relación que mejore el intercambio vecinal y que ofrezca un lugar a los vecinos para celebración de eventos culturales y prestación de servicios culturales desde la proximidad.

    Por todo ello, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE ​que se adopten los siguiente ACUERDO:

    Único: Utilizar el espacio no utilizado en el edificio municipal de la Estación como Centro Social.