• 17 de julio, 2018 - Mociones

    El Instituto de Derecho Local de la Universidad Autónoma de Madrid es un centro de investigación y formación de excelencia en el ámbito del Derecho Local. Su creación se llevó a cabo mediante el Decreto del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid de mayo de 2003 con la finalidad de desarrollar la investigación en el ámbito del Derecho local, diseñar actividades de formación para los profesionales relacionados con ámbito local y prestar tareas de asistencia a los municipios madrileños.

    Desde entonces, el Instituto de Derecho Local ha centrado sus esfuerzos en el impulso de la investigación y la docencia del Derecho Local, entre las que destaca su oferta de Másteres (todos ellos títulos propios de la UAM). Para el desarrollo de estas actividades, el Instituto de Derecho Local ha suscrito convenios de colaboración con varios ayuntamientos de la Comunidad de Madrid (Alcobendas, Fuenlabrada, Madrid, Majadahonda, Rivas Vaciamadrid, Tres Cantos y
    Colmenar Viejo).

    Concretamente, en el año 2018, el Ayuntamiento de Colmenar Viejo ha suscrito dos convenios de colaboración con el Instituto de Derecho Local:

    - El Convenio para el Programa anual de actividades que supone una aportación del Ayuntamiento de Colmenar Viejo de 14.000 euros y que se ampara en el Convenio General entre el Ayuntamiento de Colmenar Viejo y el Instituto de Derecho Local, de fecha de 16 de febrero de 2012.
    - El Convenio para el “Servicio de asesoramiento Jurídico” que supone una aportación para el Ayuntamiento de 12.100 euros.

    En la estipulación tercera del Convenio General se establece que el Instituto reservará hasta un máximo de dos plazas en cada uno de los másteres que imparte para el Ayuntamiento de Colmenar Viejo, asumiendo el Instituto el 30 por 100 del coste de cada una de las dos matrículas.

    Actualmente se imparten tres títulos propios de la Universidad Autónoma de Madrid: en “Derecho y Administración Local”, en “Contratación Pública Local” y en “Tributación y Gestión Presupuestaria Local”. Esta cláusula que ofrece a los empleados del Ayuntamiento de Colmenar Viejo la oportunidad de ser becados con un 30% del coste de máster, se viene repitiendo en los convenios desde el año 2012. Sin embargo, se ha utilizado en contadas
    ocasiones.

    El Grupo Municipal de Ganemos Colmenar entiende que esto se debe a la falta de difusión de esta posibilidad entre los trabajadores municipales que cumplan los criterios de admisión.

    Por otro lado, es importante aprovechar las posibilidades que nos brindan los convenios. Por ese motivo, en el caso de que no se utilicen las becas del Instituto de Derecho Local por parte de los trabajadores municipales, creemos conveniente que no queden desiertas, y por tanto, puedan ser disfrutadas por cualquier vecino de Colmenar Viejo.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR propone quese adopte los siguientes ACUERDOS:

    PRIMERO: Difundir adecuadamente entre todos trabajadores municipales las becas ofrecidas por Instituto de Derecho Local.

    SEGUNDO: Elaborar unas instrucciones para baremar las solicitudes los vecinos para disfrutar de las becas del Instituto de Derecho Local de las que dispone el Ayuntamiento de Colmenar Viejo.

  • 14 de junio, 2018 - Mociones

    Desde 2014 los locales de juego y apuestas han crecido un 140% en la Comunidad de Madrid, particularmente en las arterias comerciales y en todos los barrios y poblaciones de la Comunidad. Según un informe de la Dirección General de Ordenación del Juego, el cliente potencial ha cambiado en el transcurso de los años, algo que las empresas del juego conocen perfectamente. Actualmente el cliente tipo es el de un varón de entre 18 y 43 años con necesidad de conseguir dinero rápido. Ello explica la expansión, particularmente de las casas de apuestas deportivas, que han logrado alcanzar una gran popularidad entre la juventud gracias a los patrocinios de equipos de fútbol y publicidad en medios de comunicación. El estudio de “Percepción social sobre el juego de azar en España”, del Instituto de Política y Gobernanza de la Universidad Carlos III de Madrid, concluye que las apuestas deportivas atraen especialmente a jóvenes de entre 18 y 24 años.

    Colmenar Viejo no ha sido ajeno a la proliferación de este tipo de negocios. Podemos ver la mayoría de ellos en el entorno de la calle Real y la Plaza del Pueblo, a escasa distancia unos de otros, además de en zonas comerciales.

    Por lo general, el riesgo que entraña el juego pasa desapercibido, atrayendo a clientes muy jóvenes desconocedores de estar realizando una actividad que, si no se practica con responsabilidad, puede llegar a desembocar en una adicción. Que el jugador patológico medio se encuentre en 25 años es la constatación de esta realidad.

    La proliferación de las casas de apuesta, además, no repercute de ningún modo en la activación de la economía local, sino todo lo contrario. No genera prácticamente empleo, ya que los dispositivos electrónicos de juego son prácticamente autónomos. Además, retrae la capacidad económica de las familias y fomenta una actividad como las apuestas que, principalmente en su aplicación online, no genera apenas ingresos tributarios al Estado, pues sitúan sus sedes fiscales fuera de nuestro país. Por otro lado, las casas de apuestas también perjudican gravemente el negocio local hostelero debido a una agresiva competencia desleal, con unos precios muy bajos, con el objetivo exclusivo de atraer clientes, ya que el beneficio no reside en el servicio hostelero, sino en la actividad de apuestas.

    En 1992 la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconocía la ludopatía como un trastorno, y la incluía en su Clasificación Internacional de Enfermedades. La gran mayoría de psiquiatras de España identifican la ludopatía como un trastorno de control del impulso. Numerosos ensayos clínicos demuestran que se trata de una condición que afecta gravemente no sólo al individuo, sino a todo su entorno familiar, laboral, y de amistades, con consecuencias económicas y emocionales que sobrepasan al propio enfermo.

    Es importante que la Administración asuma con determinación una situación que puede desembocar en un problema social de envergadura. Los Ayuntamientos tienen una gran responsabilidad a la hora de incorporar mecanismos que protejan a la población más vulnerable y garanticen el bienestar del conjunto de los vecinos.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopte los siguientes ACUERDOS:

    PRIMERO: Que el Ayuntamiento de Colmenar Viejo elabore una campaña de sensibilización sobre los riesgos del uso irresponsable de las apuestas y juegos de azar.

    SEGUNDO: Que se estudie la posibilidad de limitar el aumento descontrolado de los locales de juego en el municipio.

  • 14 de junio, 2018 - Mociones

    La aglomeración de multitudes durante la celebración de fiestas populares, eventos o conciertos, junto con el consumo de alcohol y/o drogas favorece la multiplicación de comportamientos que se traducen en agresiones contra la indemnidad sexual de las mujeres, debido a la sensación de impunidad que provoca la dificultad de identificar a los agresores en eventos que implican una gran concentración de público; junto con la presencia de patrones machistas de comportamiento que construyen una imagen de la mujer como un mero objeto sexual.

    La existencia de este tipo de comportamientos constriñe la posibilidad de las mujeres de desenvolverse en condiciones de plena libertad, lo que supone un vulneración evidente de derechos fundamentales, tales como la integridad física, el derecho a la igualdad, o el libre desarrollo de su personalidad.

    La presencia constante de patrones de comportamiento machista supone la normalización de un contexto social en el que las mujeres sufren situaciones de acoso y agresiones sexuales que se ponen de manifiesto de las más diversas formas, desde el piropo no consentido al insulto, o incluso por medio de agresiones físicas y abusos sexuales de toda índole.

    En las últimas fechas, los sucesos relacionados con agresiones sexistas en eventos que implican grandes concentraciones de público se han mostrado con toda su crudeza en fiestas tan populares como los “sanfermines”, o en fechas más recientes con la clausura del Festival Brávalla, -el festival de música más importante de Suecia- debido a que en su última edición se produjeron cuatro violaciones y veintitrés agresiones sexuales.

    Las Administraciones Públicas, como garantes de los derechos y libertades que incorpora nuestro sistema constitucional, no pueden permanecer impasibles ante situaciones tan deleznables como las descritas, lo que implica la adopción de una actitud proclive a la adopción de medidas de carácter preventivo y reactivo frente a la manifestación de cualquier tipo de agresiones o comportamientos sexistas que menoscaben los derechos y libertades de la mujer.

    Así, Ayuntamientos como el de Pamplona o Elorrio han adoptado protocolos, programas y medidas específicas contra la proliferación de comportamientos y agresiones sexistas en fiestas y eventos que supongan grandes concentraciones de público.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopte los siguientes ACUERDOS:

    PRIMERO: ​La redacción de un Protocolo para la Prevención y Protección contra Agresiones sexistas, por parte de los servicios municipales, en colaboración con asociaciones, organismos o instituciones que tengan por objeto la promoción y defensa de políticas de igualdad.

    SEGUNDO: ​El establecimiento de puntos de prevención contra las agresiones sexistas en fiestas y eventos multitudinarios, que tendrán como finalidad la distribución de materiales informativos y la orientación y atención inmediata a posibles víctimas de agresiones sexistas o sexuales.

  • 14 de junio, 2018 - Mociones

    Como consecuencia del cese de una trabajadora municipal que estaba ocupando el puesto de TAG de personal, el GM de Ganemos Colmenar ha tenido conocimiento de las prácticas irregulares en la contratación de este Ayuntamiento.

    El régimen de nombramiento de funcionarios interinos viene regulado en el artículo 10.1 del TREBEP, que establece que, por razones expresamente justificadas de necesidad y urgencia, serán nombrados funcionarios interinos para el desempeño de funciones propias de funcionarios de carrera, cuando se dé alguna de las siguientes circunstancias:

    a) La existencia de plazas vacantes cuando no sea posible su cobertura por funcionarios de carrera (en este caso, las plazas deben incluirse en la oferta de empleo público):
    b) La sustitución transitoria de los titulares.
    c) La ejecución de programas de carácter temporal, que no podrán tener una duración superior a tres años, ampliable hasta doce meses más por las leyes de Función Pública...
    d) el exceso o acumulación de tareas por plazo máximo de seis meses, dentro de un periodo de doce meses.

    El artículo 10.3 del mismo Texto Refundido, establece que “el cese de los funcionarios interinos se producirá cuando finalice la causa que dio lugar a su nombramiento”.

    Por tanto, no cabe fijar una fecha de término del contrato de interinidad salvo en los supuestos de que el nombramiento esté vinculado a la ejecución de un programa de carácter temporal, es decir, un contrato de seis meses por acumulación de tareas.

    Hay que tener en cuenta que el despido que nos ocupa no es caso aislado, y que estas contrataciones y ceses irregulares de funcionarios interinos han sido una práctica constante en el funcionamiento de este Ayuntamiento.

    Como consecuencia de la denuncia de Ganemos Colmenar, hemos tenido conocimiento de los pormenores de otros ceses, como el de una auxiliar administrativo de Registro General o el de un vigilante del Servicio Municipal de Deportes. Seguro que hay más.

    Por estos motivos Ganemos Colmenar apremia al Equipo de Gobierno para que regularice estas situaciones y las contrataciones respondan a los supuestos permitidos en el Estatuto Básico del Empleado Público. Lo contrario es continuar en la senda de precarización del sector público.

    Pero hay una segunda cuestión más indecente: el Partido Popular no puede utilizar artimañas fuera del Estatuto Básico del Empleado Público para despedir a trabajadores que le son incómodos. No es la primera vez que Ganemos Colmenar
    denuncia despidos provocados, y de sobra es conocida la tropelía cometida con la Directora de Servicios Sociales.

    El GM de Ganemos Colmenar pretende poner límite a estas prácticas prepotentes y caciquiles del Equipo de Gobierno en la contratación y cese de los trabajadores. El Ayuntamiento de Colmenar Viejo no es un cortijo del Partido Popular. La contratación tiene sus reglas y hay que ceñirse a ellas. No podemos permitir que sean los vecinos los que tengan que pagar los desmanes del Partido Popular en forma de indemnizaciones ganadas en los juzgados por los trabajadores injustamente despedidos.

    En el caso del despido la TAG de Personal, se da la extraña circunstancia de que la funcionaria fue cesada el viernes 18 de mayo, y el mismo día de su cese se decreta el nombramiento de un nuevo funcionario interino. El motivo era que la trabajadora despedida regresaba a la bolsa de trabajo ocupando el primer lugar debido a la puntuación obtenida en el proceso selectivo. Para evitar tener que contratarla de nuevo, era necesario acudir a la bolsa de empleo antes de que la trabajadora no deseada cesara de su puesto.

    Este expediente de contratación se tramitó en tan solo cinco días, cuando de sobra es conocida la dilación a la que el Partido Popular nos tiene acostumbrados en la tramitación del resto de expedientes. Es evidente que el efecto perseguido era no tener que contratar a la damnificada, que a partir de su cese entraría la primera en la bolsa de empleo.

    Estas prácticas no contribuyen a remediar el nefasto clima laboral existente en el Ayuntamiento.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopte los siguiente ACUERDOS:

    1. Exigir al Equipo de Gobierno que regularice los procesos de contratación y que no se produzca ningún otro cese no contemplado en los supuestos tasados en el EBEP.

    2. Exigir al Equipo de Gobierno que dé cuenta en la Comisión Informativa de Hacienda y Personal de los expedientes de todas las contrataciones y ceses de funcionarios interinos.

  • 28 de mayo, 2018 - Mociones

    Como consecuencia del cese de una trabajadora municipal que estaba ocupando el puesto de TAG de personal, el GM de Ganemos Colmenar ha tenido conocimiento de las prácticas irregulares en la contratación de este Ayuntamiento.

    El régimen de nombramiento de funcionarios interinos viene regulado en el artículo 10.1 del TREBEP, que establece que, por razones expresamente justificadas de necesidad y urgencia, serán nombrados funcionarios interinos para el desempeño de funciones propias de funcionarios de carrera, cuando se dé alguna de las siguientes circunstancias:

    a) La existencia de plazas vacantes cuando no sea posible su cobertura por funcionarios de carrera (en este caso, las plazas deben incluirse en la oferta de empleo público):
    b) La sustitución transitoria de los titulares.
    c) La ejecución de programas de carácter temporal, que no podrán tener una duración superior a tres años, ampliable hasta doce meses más por las leyes de Función Pública...
    d) el exceso o acumulación de tareas por plazo máximo de seis meses, dentro de un periodo de doce meses.

    El artículo 10.3 del mismo Texto Refundido, establece que “el cese de los funcionarios interinos se producirá cuando finalice la causa que dio lugar a su nombramiento”.

    Por tanto, no cabe fijar una fecha de término del contrato de interinidad salvo en los supuestos de que el nombramiento esté vinculado a la ejecución de un programa de carácter temporal, es decir, un contrato de seis meses por acumulación de tareas.

    Hay que tener en cuenta que el despido que nos ocupa no es caso aislado, y que estas contrataciones y ceses irregulares de funcionarios interinos han sido una práctica constante en el funcionamiento de este Ayuntamiento.

    Como consecuencia de la denuncia de Ganemos Colmenar, hemos tenido conocimiento de los pormenores de otros ceses, como el de una auxiliar administrativo de Registro General o el de un vigilante del Servicio Municipal de Deportes. Seguro que hay más.

    Por estos motivos Ganemos Colmenar apremia al Equipo de Gobierno para que regularice estas situaciones y las contrataciones respondan a los supuestos permitidos en el Estatuto Básico del Empleado Público. Lo contrario es continuar en la senda de precarización del sector público.

    Pero hay una segunda cuestión más indecente: el Partido Popular no puede utilizar artimañas fuera del Estatuto Básico del Empleado Público para despedir a trabajadores que le son incómodos. No es la primera vez que Ganemos Colmenar
    denuncia despidos provocados, y de sobra es conocida la tropelía cometida con la Directora de Servicios Sociales.

    El GM de Ganemos Colmenar pretende poner límite a estas prácticas prepotentes y caciquiles del Equipo de Gobierno en la contratación y cese de los trabajadores. El Ayuntamiento de Colmenar Viejo no es un cortijo del Partido Popular. La contratación tiene sus reglas y hay que ceñirse a ellas. No podemos permitir que sean los vecinos los que tengan que pagar los desmanes del Partido Popular en forma de indemnizaciones ganadas en los juzgados por los trabajadores injustamente despedidos.

    En el caso del despido la TAG de Personal, se da la extraña circunstancia de que la funcionaria fue cesada el viernes 18 de mayo, y el mismo día de su cese se decreta el nombramiento de un nuevo funcionario interino. El motivo era que la trabajadora despedida regresaba a la bolsa de trabajo ocupando el primer lugar debido a la puntuación obtenida en el proceso selectivo. Para evitar tener que contratarla de nuevo, era necesario acudir a la bolsa de empleo antes de que la trabajadora no deseada cesara de su puesto.

    Este expediente de contratación se tramitó en tan solo cinco días, cuando de sobra es conocida la dilación a la que el Partido Popular nos tiene acostumbrados en la tramitación del resto de expedientes. Es evidente que el efecto perseguido era no tener que contratar a la damnificada, que a partir de su cese entraría la primera en la bolsa de empleo.

    Estas prácticas no contribuyen a remediar el nefasto clima laboral existente en el Ayuntamiento.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopte los siguiente ACUERDOS:

    1. Exigir al Equipo de Gobierno que regularice los procesos de contratación y que no se produzca ningún otro cese no contemplado en los supuestos tasados en el EBEP.

    2. Exigir al Equipo de Gobierno que dé cuenta en la Comisión Informativa de Hacienda y Personal de los expedientes de todas las contrataciones y ceses de funcionarios interinos.

  • 21 de mayo, 2018 - Mociones

    La cafetería del polideportivo Lorenzo Rico es una instalación municipal que lleva cuatro años cerrada. El objeto principal de esta cafetería es ofrecer servicios a los usuarios del polideportivo y sus familias, pero también a los trabajadores del Servicio Municipal de Deportes.

    Existe el inconveniente añadido de que no existe ninguna cafetería en las inmediaciones del complejo deportivo.
    Por otro lado, resulta inaceptable que contando el Ayuntamiento con una infraestructura que podría dar algunos puestos de trabajo, esta se mantenga cerrada.

    El Grupo Municipal de Ganemos Colmenar ha denunciado esta situación en repetidas ocasiones. En un primer momento, el Equipo de Gobierno informó de que previamente a la redacción de los pliegos del contrato, era preciso la implantación de un plan de autoprotección. El caso, es que seguimos a la espera. Cuatro años se nos antoja un tiempo excesivo para tramitar un expediente, lo que provoca que esta instalación municipal esté sin utilizar y no se esté prestando unservicio.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopte el siguiente ACUERDO:

    Que sin más dilación se elaboren los pliegos de condiciones de explotación de la cafetería del polideportivo Lorenzo Rico.

  • 15 de mayo, 2018 - Mociones

    La Ley 39/2006, del 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia supuso un importante avance en nuestro país al suponer la creación de un sistema hasta ese momento inexistente.

    En el artículo 11 se establece la participación y las competencias de las comunidades autónomas, concretamente las de planificar, ordenar y coordinar los servicios sociales de promoción de la autonomía personal y atención a la dependencia, gestionar los recursos, establecer los procedimientos de coordinación, inspeccionar, evaluar.

    Es importante señalar que dicho artículo permite a las comunidades autónomas establecer nuevos niveles de protección con sus correspondientes normas de acceso y disfrute: “En todo caso, las Comunidades Autónomas, de conformidad con lo establecido en el artículo 7 podrán definir, con cargo a sus presupuestos, niveles de protección adicionales al fijado por la Administración General del Estado en aplicación del artículo 9 y al acordado, en su caso, conforme al artículo 10, para los cuales podrán adoptar las normas de acceso y disfrute que consideren más adecuadas”.

    Por otra parte, el artículo 12 de esa misma ley establece la participación de las Entidades Locales. “Las Entidades Locales participarán en la gestión de los servicios de atención a las personas en situación de dependencia, de acuerdo con la normativa de sus respectivas Comunidades Autónomas y dentro de las competencias que la legislación vigente les atribuye.

    Desde el año 2006 se han aprobado numerosas reformas y sobre todo decretos que han empeorado la protección que el sistema ofrecía en su diseño oficial. El RD Ley 8/2010, de Medidas Extraordinarias para la Reducción del Déficit Público modifica la Disposición Final 1a de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, y establece, desde el 1 de junio de 2010, un plazo de 6 meses para resolver los procedimientos de dependencia (reconocimiento de la situación de dependencia y aprobación del Programa Individual de Atención). La fecha de efectos de la prestación queda fijada, o bien desde la fecha de aprobación del PIA, si éste se hubiera resuelto antes del plazo de 6 meses, o bien a partir del día siguiente al transcurso de dicho plazo. Antes de esta modificación, las sucesivas normas autonómicas de desarrollo de la Ley 39/2006 establecían distintos plazos para resolver cada uno de los dos procedimientos. Pero se cumplieran o no dichos plazos, la Ley fijaba los efectos de las prestaciones económicas a los 6 meses desde la fecha de presentación de la solicitud o desde la fecha de implantación del grado y nivel que hubiese sido reconocido, de ser posterior.

    El RD Ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad tuvo como uno de los objetivos principales modificar y recortar los derechos de las personas dependientes y sus familiares siempre en pos de la estabilidad presupuestaria. En concreto, redujo las cuantías máximas de las prestaciones; supuso un aplazamiento del abono de los efectos retroactivos de las prestaciones económicas previstas en la Ley 39/2006; redujo las intensidades de protección de los servicios establecidas para cada grado de dependencia (el número de horas mensuales que le corresponden a cada dependiente de Servicio de Ayuda a Domicilio); se extinguieron los Convenios especiales en el Sistema de la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales de las personas en situación de dependencia; desaparecieron los niveles (1 y 2) dentro de los Grados de Dependencia (queda configurado en Grado I, Grado II y Grado III): y a partir de la fecha de entrada en vigor de este Real Decreto-ley, las prestaciones económicas para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores no profesionales quedaron sujetas a un plazo suspensivo máximo de dos años a contar desde la fecha de la resolución de reconocimiento de la prestación o, en su caso, desde el transcurso del plazo de seis meses desde la presentación de la solicitud sin haberse dictado y notificado resolución expresa de reconocimiento de la prestación, plazo que se interrumpirá en el momento en que el interesado empiece a percibir dicha prestación.

    Se sumaron a los cambios propios de la ley de dependencia los de la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local, que supuso un recorte de competencias y de financiación a los gobiernos locales, pero además que en su disposición transitoria segunda de asunción por las Comunidades Autónomas de las competencias relativas a servicios sociales establecía que “Con fecha 31 de diciembre de 2015, en los términos previstos en las normas reguladoras del sistema de financiación autonómica y de las Haciendas Locales, las Comunidades Autónomas asumirán la titularidad de las competencias que se preveían como propias del Municipio, relativas a la prestación de los servicios sociales y de promoción y reinserción social. Las Comunidades Autónomas asumirán la titularidad de estas competencias, con independencia de que su ejercicio se hubiese venido realizando por Municipios, Diputaciones Provinciales o entidades equivalentes, o cualquier otra Entidad Local”. Esta disposición transitoria fue declarada anticonstitucional por el Tribunal Constitucional pero aun así supuso una excusa para ahogar más a los municipios y retirarles competencias y autonomía política para desarrollar los servicios sociales.

    Tres años más tarde en nuestra comunidad el sistema de atención a la dependencia y promoción de la autonomía personal está cada día en una situación más grave e insostenible. Una situación de colapso ante el incumplimiento por parte del Estado del compromiso de financiación del 50% con las Comunidades Autónomas y por parte de las CCAA del compromiso de garantizar la protección a las personas dependientes.

    En julio del 2017 el gobierno de la Comunidad de Madrid mandó dos cartas a los municipios, una sobre el servicio de teleasistencia y otra sobre el servicio de ayuda a domicilio. Respecto de la teleasistencia les comunicaban que a partir de esa fecha dejarían financiar este servicio a las personas no dependientes. Sobre el SAD que debía soportar la interminable lista de espera hasta la reorganización del sistema.

    Estas políticas se han traducido en un aumento de las listas de espera del conjunto de los servicios de dependencia, sobrecargando a los municipios, que están atendiendo a dependientes que teniendo reconocida la prestación en su Programa Individual de Atención, no acceden a los servicios.

    Por otro lado, hasta el año 2017, la valoración del grado de dependencia venía realizándose desde los municipios mediante una encomienda de gestión articulada en los convenios de colaboración entre la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid y los Ayuntamientos de nuestra región. Esto permitía que las valoraciones se realizaran desde lo cercano y por el trabajador social que era conocedor de la situación social de las familias. Inexplicablemente, en los convenios de 2018 desaparece esta encomienda de gestión encargándose la Comunidad de Madrid de valorar la situación de dependencia.

    La consecuencia es que los municipios cada vez tienen menos competencias y menos recursos para atender a las personas más vulnerables. Y esta situación hay que revertirla.

    Los cuidados a las personas dependientes son necesarios para el funcionamiento de la sociedad y la vida de millones de personas. Los poderes públicos no están haciendo frente al reto del envejecimiento de la población y a la sobrecarga a familias y sobre todo a las mujeres de los cuidados que el Estado no garantiza, aunque debería.

    En nuestro país y en la Comunidad de Madrid hay un modelo de cuidados obsoleto, ineficiente, insostenible y sobre todo injusto. El gobierno de la Comunidad de Madrid tiene que garantizar los derechos de las personas dependientes y avanzar con los municipios hacia unos servicios sociales de cercanía y proximidad desde lo local, y como el conjunto de los poderes públicos tenemos que avanzar hacia una reorganización social de los cuidados.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopte los siguiente ACUERDOS:

    1. Instar al Congreso de los Diputados a restituir los derechos de las personas dependientes a niveles previos a las modificaciones legislativas que dieron lugar a los recortes en atención a la dependencia.

    2. Instar a la Asamblea de Madrid a elaborar un plan sobre un sistema de reorganización de los cuidados, sostenimiento de la vida y atención a las personas dependientes que incluya objetivos, indicadores de evaluación y un aumento presupuestario.

    3. Instar al Gobierno de la Comunidad de Madrid a articular un sistema en el que los municipios se hagan cargo de la valoración del grado de dependencia, y de la gestión de los servicios de Ayuda a Domicilio y Teleasistencia, tanto de personas dependientes como no dependientes.

    4. Instar al Gobierno de la Comunidad de Madrid a modificar los convenios con los municipios para aumentar la financiación a los ayuntamientos y que éstos puedan hacer frente a la atención a las personas dependientes.

  • 15 de mayo, 2018 - Mociones

    En el Cementerio Viejo de Colmenar Viejo hay dos fosas comunes donde se encuentran los restos de 108 republicanos fusilados por la represión franquista, desde que finalizó la guerra civil española, hasta el 1 de diciembre de 1939.

    Se trata de un cementerio parroquial, por lo que se ha solicitado autorización al obispado para colocar una placa de homenaje a los fusilados junto a la fosa principal, en la que se identifique los nombres, la edad, la fecha de fusilamiento y el municipio de procedencia de los que yacen allí.

    Esta autorización ha sido aprobada por el obispado.

    Entre los fusilados hay numerosos vecinos de Colmenar Viejo, por este motivo, entendemos que el Ayuntamiento de este municipio tiene que colaborar en la financiación de esta placa, imprescindible para que familiares y amigos de los fusilados en estas viejas tapias puedan honrar su memoria.

    En estos momentos, las asociaciones y colectivos en defensa de la Memoria Histórica están trabajando en la preparación del tradicional homenaje a los fusilados republicanos que se realiza a primeros de junio, en el que se descubrirá la placa para que el nombre de estos hombres y mujeres no se borre de la Historia.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de Ganemos Colmenar en el Ayuntamiento de Colmenar Viejo PROPONE ​que se adopte el siguiente ACUERDO:

    ÚNICO​: Que el Ayuntamiento de Colmenar Viejo colabore económicamente (con la cantidad de 500 euros) en la financiación de la Placa de homenaje a los 108 fusilados republicanos en el Cementerio Viejo de Colmenar Viejo.

  • 24 de abril, 2018 - Mociones

    Los hechos de las últimas semanas en la Comunidad de Madrid han constatado la falsedad en el expediente académico de la presidenta Cristina Cifuentes, así como que mintió en su comparecencia ante la Asamblea de Madrid. Estos hechos exigen una respuesta de las instituciones, las organizaciones políticas y la ciudadanía, solicitando la puesta en marcha de mecanismos que restituyan la dignidad y credibilidad del gobierno de la Comunidad de Madrid.

    Desde los ayuntamientos, como instituciones más cercanas a la gente, debemos dar pasos en la dirección de restaurar la imagen de las administraciones públicas, la responsabilidad, la legalidad y la exigencia de depuración de responsabilidades ante los hechos acaecidos. Los mismos generan indignación en la ciudadanía, que para alcanzar una titulación universitaria, se ve obligada a realizar grandes esfuerzos, mientras tiene ante sus ojos ejemplos donde los gobernantes emplean sus cargos públicos para beneficiarse de la universidad y obtener falsas titulaciones universitarias.

    Las acciones irresponsables de la presidenta han intentado cuestionar la imagen y la reputación de la Universidad Rey Juan Carlos. La universidad pública debe ser un espacio donde la excelencia y la profesionalidad sean señas de identidad. Resulta intolerable que se puedan asociar prácticas de esta índole con una universidad pública de la magnitud de la Universidad Rey Juan Carlos. Es en estos momentos cuando las instituciones públicas, en este caso el Ayuntamiento de Colmenar Viejo, deben obrar consecuentemente por la integridad de la Universidad.

    Las mentiras de la presidenta en el parlamento autonómico, así como los múltiples casos de corrupción donde está implicado el Partido Popular, colocan a la Comunidad de Madrid en una situación de excepcionalidad democrática. Por todo ello, desde las administraciones locales nos vemos en la obligación de exigir la dimisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, para que asuma así las responsabilidades políticas razonables, consecuencia de mentir a la ciudadanía, traicionar la confianza de los madrileños y madrileñas y perjudicar a la universidad pública.

    Además, los casos de corrupción que se han sucedido, donde el Partido Popular que actualmente gobierna la Comunidad de Madrid se ha visto implicado, hacen necesario activar la herramienta parlamentaria de la moción de censura. La dimisión de la presidenta no es suficiente. Necesitamos superar un ciclo de más de 20 años, donde superemos el entramado de la corrupción instalado en el gobierno de la Comunidad de Madrid, para que la acción del gobierno se centre en limpiar las instituciones de corrupción y recuperar la decencia de la mayor administración de nuestra región.

    Reclamamos, por imperativo ético, se pongan en marcha los mecanismos legales, de los que nos dotamos en nuestro sistema de derechos y libertades, para exigir que el Partido Popular abandone las instituciones tras su política de saqueo de lo público para beneficiar a unos pocos. Entendemos que es necesario utilizar todas las

    herramientas democráticas, como es la moción de censura, para devolver la legitimidad a las instituciones y echar al Partido Popular del gobierno de la Comunidad de Madrid.

    Es necesario que se extirpe la mentira y las prácticas irregulares del Partido Popular en la Comunidad de Madrid. La ciudadanía debe recuperar la confianza en las instituciones para que en los próximos procesos electorales de 2019, se pueda ejercer el derecho a la participación en igualdad de condiciones, sin trampas ni mentiras. Restablecer la confianza básica en las instituciones es una tarea de sentido común para todas y todos los demócratas.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopte los siguientes ACUERDOS:

    Primero: Exigir la dimisión inmediata de la presidenta de la Comunidad Cristina Cifuentes Cuenca.

    Segundo: Declarar la necesidad de echar al PP en el gobierno de la Comunidad de Madrid, para establecer un gobierno de regeneración democrática en nuestra región.

    Tercero: Trasladar estos acuerdos al gobierno de la Comunidad de Madrid y los grupos parlamentarios representados en la Cámara autonómica madrileña.

  • 17 de abril, 2018 - Mociones

    En el contexto de crisis global y, atendiendo a la situación concreta de nuestro municipio, con cerca de 3.000 desempleados, y sufriendo las consecuencias de las políticas de contención que el Gobierno del Estado traslada a los Ayuntamientos en forma de restricciones y prohibiciones a la contratación, se convierte en necesidad plantear soluciones locales al desempleo y al estancamiento de la actividad económica, contando con la participación de todos los agentes implicados.

    Entendiendo que los Ayuntamientos son la Administración más cercana al ciudadano y, por lo tanto, los que más capacidad tienen de actuar de forma inmediata en el territorio, como entidad pública que palpa la realidad de manera directa y permanente, y reconociendo que los Ayuntamientos no son ajenos a la grave situación social y económica, ni a la permanente destrucción de puestos de trabajo, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR asume, más allá de las
    competencias que las distintas Administraciones tienen por ley, como una obligación principal para las entidades locales, la definición de una estrategia clara para el fomento de la actividad económica para facilitar la implantación de nuevas inversiones empresariales, y la formación y cualificación de los recursos humanos del territorio, con el objetivo central de la creación de empleo y de la reactivación económica en el municipio.

    Aun reconociendo las limitaciones que los Ayuntamientos tienen conforme a la legislación actual, entendemos que tenemos la obligación y oportunidad de convertirlo en un espacio institucional y ciudadano para el desarrollo económico, en un facilitador para el progreso económico y social del territorio, para el dinamismo empresarial y para la inserción laboral, implementando a nivel local soluciones concretas que contribuirán a la gestión del problema.

    Con ese objetivo, amparado en el reconocimiento jurídico del artículo 140 de la Constitución, que proclama el Principio de Autonomía Local, estamos convencidos de que las autoridades locales pueden y deben trabajar para conseguir que los mercados de trabajo locales sean cada vez más transparentes, hacer circular la información, socializar y democratizar la generación de información y acceso a nuevos empleos, y que todos los ciudadanos tengan a su disposición las opciones de trabajo que surjan en el ámbito local.

    Por todo ello, y bajo el prisma de que “Los poderes públicos promoverán las condiciones favorables para el progreso social y económico y para una distribución de la renta regional y personal más equitativa, en el marco de una política de
    estabilidad económica. De manera especial realizarán una política orientada al pleno empleo.” el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE ​que se adopten el siguiente ACUERDO:

    Reactivar y potenciar el servicio virtual de gestión de ofertas y demandas de empleo, con el objetivo de asegurar la máxima difusión y transparencia en el acceso a la información relativa a demandas y ofertas de empleo a nivel local, implementando a través de las TIC, web y redes sociales, dando a conocer el mismo a través de los medios de comunicación y el tablón virtual del Ayuntamiento.

  • 11 de abril, 2018 - Mociones

    La promoción de la cultura es una de las competencias municipales por excelencia y, con el fin de promover la cultura, hace una década que se inauguró el Auditorio “Villa de Colmenar Viejo”.

    Durante esta década han pasado miles de vecinos por sus instalaciones, se han representado cientos de obras de teatro, de conciertos, de espectáculos infantiles, e incluso ha servido, y sigue sirviendo, como sala de proyección de películas.

    La calidad y variedad de su oferta, sus precios ajustados, y ser la única referencia cultural del estilo no sólo de Colmenar, sino de toda la Comarca, hace que este Auditorio municipal tenga una tasa de ocupación altísima, contando con un enorme número de abonos por temporadas, y haciendo que incluso haya representaciones cuyas entradas se agotan el mismo día en que salgan a la venta.

    Y, a pesar de todo el esfuerzo institucional, la promoción de la cultura sería impensable sin el trabajo y dedicación de todas las profesionales de la cultura, en todos y cada uno de sus ámbitos, que son quienes hacen posible que se haya obras de teatro, conciertos de música, monólogos, películas, etcétera. Es por ello que estas profesionales de la cultura gozan de gran prestigio y reconocimiento por parte del público, pues son éstas profesionales las que consiguen que la gente en sus butacas se emocionen, se rían, se asusten, se sorprendan, que vivan, en definitiva, la cultura.

    Este reconocimiento público, en ocasiones, se eleva a premios y galardones muy conocidos, como pueden ser los Premios Goya. Y en la pasada edición de estos Premios Goya, la Academia del Cine español otorgó el Goya de Honor a Marisa Paredes, “por su sólida y prolongada trayectoria cinematográfica”.

    Marisa Paredes, actriz de reconocido prestigio nacional e internacional, nació en Madrid en 1946, aunque sus padres y el resto de su familiar son originarios de Colmenar Viejo. Es por ello que, aunque naciera y creciera en Madrid, era común ver a Marisa en nuestro municipio los fines de semana o en periodos de vacaciones, y siempre ha tenido presente sus raíces colmenareñas, como así ha dejado constancia en numerosas entrevistas.

    La promoción de la cultura va también encaminada al reconocimiento público de personalidades que, como Marisa Paredes, llevan actuando en teatros y cine desde hace 6 décadas. Por ello, dado que Marisa Paredes tiene un vínculo familiar y personal innegable con Colmenar Viejo, y que nombrar un edificio municipal con el de una persona tan conocida y laureada supone un aumento de prestigio del edificio municipal, consideramos conveniente que el Auditorio “Villa de Colmenar Viejo” pase a llamarse Auditorio “Marisa Paredes”.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopte el siguiente ACUERDO:

    Que el actual Auditorio “Villa de Colmenar Viejo” cambie de nombre a Auditorio “Marisa Paredes”.

  • 11 de abril, 2018 - Mociones

    El Ayuntamiento de Colmenar Viejo ha puesto en marcha distintas campañas de concienciación ciudadana para el mantenimiento de la limpieza en nuestro municipio.

    En estas campañas se ha incidido sobre distintos aspectos como la separación selectiva, el depósito de las bolsas de basura dentro de los contenedores o la recogida de excrementos caninos. No obstante, nunca se ha reparado en otra conducta reprobable de la que apenas existe concienciación: la cantidad de colillas que invaden las calles de Colmenar Viejo.

    Tirar las colillas de los cigarrillos al suelo no es una conducta inocua y es necesario plantearse la suciedad que está generando. Además, los efectos perniciosos de este comportamiento no se reducen exclusivamente a una cuestión de limpieza, sino que tiene también consecuencias en el deterioro del medio ambiente, ya que los filtros de los cigarrillos están hechos de celulosa, un material que tarda décadas en degradarse, lo que resulta muy contaminante.

    Los ceniceros de bolsillo se han implantado en distintos municipios de la geografía española, y pueden ser un excelente instrumento para llamar la atención a los colmenareños sobre un proceder, como el de tirar las colillas en la vía pública, que debe convertirse en un gesto a erradicar.

    Ganemos Colmenar propone que dentro de las campañas de sensibilización medioambiental del Ayuntamiento de Colmenar Viejo se incluya una dirigida a concienciar a los fumadores de que no arrojen colillas al suelo, incluyendo dentro de la campaña el suministro de ceniceros portátiles, para lograr un municipio sin filtros en
    las calles.

    No es intención de esta moción entrar a perfilar el número de ceniceros de bolsillo a repartir o el método y los lugares de entrega, cuestiones que deberán concretarse con la colaboración de los técnicos del departamento de Medio Ambiente del Ayuntamiento en el caso de que la propuesta sea aprobada.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopten los siguientes ACUERDOS:

    PRIMERO: Que se inicie una campaña dirigida a los fumadores para concienciar de la conducta inapropiada de arrojar colillas a la vía pública.

    SEGUNDO: Que se emprendan las actuaciones necesarias por parte del Departamento de Medio Ambiente para proceder a la entrega de ceniceros de bolsillo a los vecinos de Colmenar Viejo.

  • 16 de marzo, 2018 - Mociones

    El sistema de Seguridad Social constituye un pilar central del estado del bienestar. Es un instrumento redistributivo y de solidaridad intra e intergeneracional y un elemento que, además de procurar seguridad a la ciudadanía, ha impulsado la estabilización y expansión del crecimiento económico.

    Sin embargo, las políticas del gobierno del PP, liderado por M. Rajoy, están debilitando al Estado Social en nuestro país, poniendo en peligro la sostenibilidad del sistema de pensiones presente y futuro. Por justicia social reclamamos unas pensiones suficientes, que permitan a nuestros mayores vivir dignamente. Exigimos un sistema de pensiones igualitario, que garantice una vida digna para ellas, las mujeres pensionistas. Y pedimos consolidar este pilar del estado del Bienestar para las generaciones futuras. En este sentido entendemos que los poderes públicos deben ser garantes de que las pensiones se actualicen de acuerdo a los cambios en el coste de la vida. Para ello, al menos todas las pensiones deben incrementarse de acuerdo al IPC, e incluso superar está cuantía cuando se trate de las pensiones mínimas. En este sentido es imprescindible la supresión del factor de sostenibilidad entendido como elemento que resta poder adquisitivo a nuestros jubilados.

    Los resultados de esta política en contra de las pensiones públicas son claros: progresiva pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas, sensación de incertidumbre en los actuales jubilados, sentimiento de injusticia en aquellos que contribuyen al sistema pero dudan de que éste les pueda proporcionar una pensión digna en un futuro a 10 0 20 años vista, y desesperanza casi absoluta por parte de la juventud en que algún día puedan ser protegidos por el sistema. Resultado todo ello de la política privatizadora del Partido Popular que ha favorecido y apoyado los planes de pensiones privados.

    Desde el 2011 hasta hoy el incremento del IPC ha sido superior en más del 30% al incremento de las pensiones. No olvidemos que estas pérdidas son acumulativas y no se recuperan sin tomar medidas extraordinarias.

    Si lo que pretendemos es garantizar el mantenimiento del sistema público de pensiones, mantener el poder adquisitivo de los pensionistas y garantizar su suficiencia, es necesario acometer una reforma en profundidad del sistema que descansa casi de forma exclusiva en las contribuciones sociales. Esto hace a las pensiones muy dependiente del mercado de trabajo. Es necesario abordar de una vez por todas la financiación del sistema vía presupuestos generales del Estado.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopten los siguientes ACUERDOS:

    PRIMERO.- El Pleno del Ayuntamiento muestra su apoyo a la Proposición de Ley sobre la reforma de las pensiones y otras medidas de orden social.

    SEGUNDO.- Dar traslado de los acuerdos al ministerio de Empleo y Seguridad Social, grupos políticos del Congreso, Senado y a la junta de gobierno de la FEMP y la FMM.

  • 14 de febrero, 2018 - Mociones

    La Mancomunidad del Noroeste se constituyó el 18 de junio de 2013 respondiendo al modelo de gestión de la Comunidad de Madrid en su Estrategia de Residuos 2006-2016.

     Consecuencia de ello, el destino de los Residuos Sólidos Urbanos de más de xxx municipios de una población de cerca de un millón de habitantes, son decididos en la Mancomunidad del Noroeste. Municipios de nuestro entorno como Algete, Alpedrete, Becerril de la Sierra, El Boalo, Bustarviejo, Cercedilla, Cobeña, Collado Mediano, Collado Villalba, El Escorial, Fuente el Saz de Jarama, Galapagar, Guadalix de la Sierra, Guadarrama, Hoyo de Manzanares, Manzanares el Real, Miraflores de la Sierra, El Molar, Los Molinos; Moralzalzal, Navacerrada, Pedrezuela, San Agustín de Guadalix, San Lorenzo del Escorial, San Sebastian de los Reyes, Soto del Real, Talamanca del Jarama, Torrelodones, Tres Cantos, Valdeolmos, Alalpardo; Valdepiélagos y Valdetorres de Jarama son parte de la mancomunidad y deciden cómo se gestiona. Todos estos municipios y muchos que no forman parte de la mancomunidad, y particulares vierten sus residuos en Colmenar Viejo, en el vertedero que soporta nuestro pueblo.

    De hecho es la Mancomunidad del Noroeste quien gestiona dicho vertedero, y en sus órganos se toman decisiones que afectan a los vecinos de Colmenar Viejo. Sin embargo, Colmenar Viejo no es parte de la mancomunidad y no vela por los interés de nuestros vecinos en la gestión de uno de los 3 macrovertederos de la Comunidad de Madrid.

    La ausencia de representantes de la corporación de Colmenar Viejo impide que defendamos el adecuado cumplimiento a los planes nacionales vigentes y la normativa autonómica, estatal, comunitaria y la derivada de tratados internacionales, y que se concretan en la prevención, la reducción, la reutilización, el reciclado y otras formas de valorización, que son prioritarias frente a la eliminación de los residuos. Normativa no pocas veces incumplida en el vertedero que soportamos los vecinos de Colmenar Viejo.

    Ganemos Colmenar tiene muy presente el compromiso unánime de todas las fuerzas políticas de este Ayuntamiento para la consecución del cierre, clausura y sellado del vertedero que soportamos y es fundamental que defendamos esta posición en los órganos adecuados. El órgano adecuado es la Mancomunidad del Noroeste, y en ese foro hay que lograr el cierre de un vertedero que genera olores y riesgos ambientales y de salud de una enorme magnitud. No compartimos la estrategia del Partido Popular de mirar para otro lado mientras otros toman las decisiones sobre qué se hace respecto del vertedero que soportamos.

    Y, además, existen razones económicas de gran importancia: no tienen el mismo coste los vertidos si uno es parte de la Mancomunidad que si no lo es. No cuesta lo mismo a los vecinos, que pagamos un sobrecoste injustificado por la gestión de nuestros residuos, no sólo soportando un vertedero, sino que, además, cuesta mucho más a las arcas municipales de lo que le cuesta a cualquiera de los municipios vecinos, a cualquiera de los municipios integrantes de la Mancomunidad. Así, Colmenar Viejo paga 20 euros por cada tonelada vertida, mientras que el resto de municipios mancomunados pagan 13,09 euros. Esta diferencia de precio ha supuesto un sobrecoste para el Ayuntamiento de Colmenar Viejo de más de 172.000 euros en los últimos dos años.

    Por todo ello, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopte el siguiente ACUERDO:

    ÚNICO: Solicitar la adhesión de Colmenar Viejo a la Mancomunidad del Noroeste para la gestión y el tratamiento de los residuos urbanos.

  • 14 de febrero, 2018 - Mociones

    El Hospital Universitario La Paz, así como los Hospitales Carlos III y Cantoblanco, que forman parte del mismo, vienen sufriendo una situación de colapso y deterioro que ha llegado a extremos intolerables. La saturación permanente del Servicio de Urgencias del hospital ha sido puesta de manifiesto reiteradamente por trabajadores y usuarios del centro. Éstos, incluso, han constituido una Plataforma para denunciar una situación que no puede prolongarse por más tiempo.

    Al contrario de lo argumentado por la Consejería de Sanidad, tal y como ha podido comprobar este grupo, los colapsos no son puntuales ni responden a picos en la demanda. Día tras día se repiten, propiciando que la atención sea paupérrima debido al excesivo volumen de pacientes. El deterioro de las instalaciones impide atender dignamente a los ciudadanos y la reforma de las mismas, una obra mil veces prometida, sigue sin encontrar su reflejo en los presupuestos de la Comunidad de Madrid. Según nos han hecho saber los profesionales del hospital, la falta de instalaciones y personal hace que se hospitalice a pacientes en salas sin la dotación adecuada, careciendo de oxígeno, aspiradores, lavabos, etc. Aunque recientemente la Consejería ha anunciado la apertura de 18 camas en la 5a planta, hay que significar que éstas no son sino 18 de las 38 camas que hubo que cerrar por una inundación durante unas obras este verano.

    Por otra parte, de acuerdo con las Memorias de actividad publicadas por el propio hospital, La Paz ha perdido desde 2014 445 profesionales y 54 camas. En el Hospital de Día se han llevado a cabo 13.000 sesiones menos, y en el quirúrgico,
    450. Los quirófanos funcionan al 73% de su actividad, mientras las derivaciones a clínicas privadas han aumentado. En esta línea, el último año se derivaron a clínicas privadas 823 ecografías y 3.706 resonancias magnéticas, mientras los recursos del hospital están infrautilizados. Últimamente, incluso se han perdido tres aparatos de tratamiento de radioterapia, que han quedado obsoletos por falta de dotación de la Consejería, obligando a los pacientes con cáncer a desplazarse al Hospital Puerta del Hierro de Majadahonda.

    Los picos de demanda existen en fases epidémicas de gripe y esto no es nuevo, ya que ocurre todos los años. En cambio, el aumento de la demanda de este servicio de urgencias, que supera la capacidad de respuesta con los recursos de los que la Consejería les dota, no es nuevo ni puntual.

    Obviamente, esta situación perjudica a los profesionales que trabajan en este hospital, trabajadores y trabajadoras de la Sanidad Pública que se dedican a cuidarnos cuando más lo necesitamos y que realizan una gran labor. La situación actual únicamente se sostiene por el sobreesfuerzo y la sobrecarga que estos trabajadores soportan. En el último estudio realizado sobre estos trabajadores, un 85,55% presentaban puntuaciones de estrés de “riesgo muy elevado”. Someter a los profesionales a estos niveles de estrés es un riesgo añadido a nuestra salud al que nos somete la Comunidad de Madrid a todos los madrileños y madrileñas que tenemos en La Paz nuestro hospital de referencia.

    La falta de previsión y organización por parte de los responsables del Servicio Madrileño de Salud viene repitiéndose desde hace muchos años. Existe una ausencia de planes generales de salud que contemplen la correcta coordinación de
    todos los niveles asistenciales para atender adecuadamente los picos de demanda previsibles y realizan una nefasta política de recursos humanos, con plantillas estructurales insuficientes, sobrecargadas, y afectadas enormemente por la precariedad. A esto hay que unir la política de deterioro constante y deliberado inducida en el sistema sanitario por el Partido Popular en Madrid desde hace casi dos décadas. Una política de recortes y privatización (al amparo de leyes estatales como la 15/97) que supone una infra-financiación de los centros de gestión pública directa en favor del subsistema injustamente enajenado o privatizado por ellos, en contra de los intereses generales de la mayoría de la población.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopte los siguiente ACUERDO:

    1) Manifestar la solidaridad con los usuarios afectados/as por esta situación, tanto con los pacientes como sus familiares.
    2) Manifestar nuestro apoyo a las luchas establecidas por la Plataforma en defensa de la sanidad pública y por la Plataforma en defensa del Hospital La Paz.
    3) Instar a la Consejería de Sanidad a que detenga el desmantelamiento del sistema sanitario público y asegure un adecuado funcionamiento de los servicios de urgencia, así como a que establezca una adecuada planificación, previsión y organización ante los picos de demanda asistencial que incluya la coordinación y colaboración de todos los niveles asistenciales, y una adecuada política de contratación de personal.
    4) Exigir que se asuman responsabilidades por el caos y la falta de previsión que ha llevado a la situación calamitosa en el Hospital La Paz, así como en otros centros sanitarios de la Comunidad de Madrid.