Inicio Blog

Últimas entradas

  • 26 de junio, 2018 - Noticias

    En el mes de junio, se ha producido el tercer intento del Partido Popular para aprobar el Plan Especial “La Elevadora” que supone regalar suelo al canal de Isabel II.

     

    Mariano Martín, portavoz de Ganemos, no entiende este empeño del Equipo de Gobierno, y reclama que antes de seguir insistiendo en la aprobación de la modificación urbanística, se aclaren los motivos por los cuales se estableció un porcentaje de cesión de suelo del 43% para aprovechamiento lucrativo en favor del Ayuntamiento.

     

    Todo parece indicar que esta cesión tan elevada se debe a una “permuta encubierta”, ya que el edificio de “La Elevadora” debió pasar a ser propiedad del Ayuntamiento en el año 2000, sin embargo, no se solicitó la reversión.

     

    Martín señala que “en lugar de insistir en la aprobación del Plan, lo que debería hacer el Equipo de Gobierno es cumplir los acuerdos del Pleno, y, por tanto, iniciar los trámites necesarios para revertir el edificio de La Elevadora”.

     

    La candidatura vecinal denuncia además la falta de transparencia del Partido Popular, que se niega a aportar un informe del redactor de Plan General de Urbanismo sobre “La Elevadora” que obra en poder del Ayuntamiento, pese a que el Equipo de Gobierno niegue su existencia.

     

     

  • 22 de junio, 2018 - Noticias

    En Colmenar Viejo viven cientos de vecinos y vecinas que se acogieron en su día a las promociones de Viviendas con Protección Pública para Arrendamiento con Opción de Compra. Estos vecinos se encuentran en una situación verdaderamente dramática y precaria que requiere un cambio normativo inmediato.

     

    Al cumplir el plazo para ejercer la opción de compra y terminar el período en el que pueden continuar de alquiler, se encuentran con precios muy elevados a los que no pueden hacer frente. El precio de venta es fruto de la aplicación de normativa de la Comunidad de Madrid, que actualiza el precio por un coeficiente que, en algunos casos, alcanza el doble del fijado en la calificación definitiva del inmueble.  

     

    De la aprobación de una ley presentada conjuntamente por Podemos y PSOE depende que los cientos de afectados de Colmenar Viejo consigan una solución a su problema. Por eso todos los Grupos Municipales hemos exigido a la Asamblea de Madrid la aprobación y entrada en vigor de la ley antes de los vencimientos de la opción a compra, circunstancia que se da entre los meses de septiembre y diciembre dependiendo de la promoción de la que se trate.

     

     

  • 19 de junio, 2018 - Noticias

    En las últimas fechas, los sucesos relacionados con agresiones sexistas en eventos que implican grandes concentraciones de público se han mostrado con toda su crudeza en fiestas tan populares como los “sanfermines”. Las Administraciones Públicas, como garantes de los derechos y libertades que incorpora nuestro sistema constitucional, no pueden permanecer impasibles ante situaciones tan deleznables como las descritas, lo que implica la adopción de una actitud proclive a la adopción de medidas de carácter preventivo y reactivo frente a la manifestación de cualquier tipo de agresiones o comportamientos sexistas que menoscaben los derechos y libertades de la mujer.

     

    Así, Ayuntamientos como el de Pamplona o Elorrio han adoptado protocolos, programas y medidas específicas contra la proliferación de comportamientos y agresiones sexistas en fiestas y eventos que supongan grandes concentraciones de público.

     

    El Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR considera que Colmenar Viejo no puede ser menos, y propone la redacción de un Protocolo para la Prevención y Protección contra Agresiones sexistas, por parte de los servicios municipales, en colaboración con asociaciones, organismos o instituciones que tengan por objeto la promoción y defensa de políticas de igualdad. Así mismo, se solicita el establecimiento de puntos de prevención contra las agresiones sexistas en fiestas y eventos multitudinarios, que tendrán como finalidad la distribución de materiales informativos y la orientación y atención inmediata a posibles víctimas de agresiones sexistas o sexuales.

     

     

  • 14 de junio, 2018 - Mociones

    Desde 2014 los locales de juego y apuestas han crecido un 140% en la Comunidad de Madrid, particularmente en las arterias comerciales y en todos los barrios y poblaciones de la Comunidad. Según un informe de la Dirección General de Ordenación del Juego, el cliente potencial ha cambiado en el transcurso de los años, algo que las empresas del juego conocen perfectamente. Actualmente el cliente tipo es el de un varón de entre 18 y 43 años con necesidad de conseguir dinero rápido. Ello explica la expansión, particularmente de las casas de apuestas deportivas, que han logrado alcanzar una gran popularidad entre la juventud gracias a los patrocinios de equipos de fútbol y publicidad en medios de comunicación. El estudio de “Percepción social sobre el juego de azar en España”, del Instituto de Política y Gobernanza de la Universidad Carlos III de Madrid, concluye que las apuestas deportivas atraen especialmente a jóvenes de entre 18 y 24 años.

    Colmenar Viejo no ha sido ajeno a la proliferación de este tipo de negocios. Podemos ver la mayoría de ellos en el entorno de la calle Real y la Plaza del Pueblo, a escasa distancia unos de otros, además de en zonas comerciales.

    Por lo general, el riesgo que entraña el juego pasa desapercibido, atrayendo a clientes muy jóvenes desconocedores de estar realizando una actividad que, si no se practica con responsabilidad, puede llegar a desembocar en una adicción. Que el jugador patológico medio se encuentre en 25 años es la constatación de esta realidad.

    La proliferación de las casas de apuesta, además, no repercute de ningún modo en la activación de la economía local, sino todo lo contrario. No genera prácticamente empleo, ya que los dispositivos electrónicos de juego son prácticamente autónomos. Además, retrae la capacidad económica de las familias y fomenta una actividad como las apuestas que, principalmente en su aplicación online, no genera apenas ingresos tributarios al Estado, pues sitúan sus sedes fiscales fuera de nuestro país. Por otro lado, las casas de apuestas también perjudican gravemente el negocio local hostelero debido a una agresiva competencia desleal, con unos precios muy bajos, con el objetivo exclusivo de atraer clientes, ya que el beneficio no reside en el servicio hostelero, sino en la actividad de apuestas.

    En 1992 la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconocía la ludopatía como un trastorno, y la incluía en su Clasificación Internacional de Enfermedades. La gran mayoría de psiquiatras de España identifican la ludopatía como un trastorno de control del impulso. Numerosos ensayos clínicos demuestran que se trata de una condición que afecta gravemente no sólo al individuo, sino a todo su entorno familiar, laboral, y de amistades, con consecuencias económicas y emocionales que sobrepasan al propio enfermo.

    Es importante que la Administración asuma con determinación una situación que puede desembocar en un problema social de envergadura. Los Ayuntamientos tienen una gran responsabilidad a la hora de incorporar mecanismos que protejan a la población más vulnerable y garanticen el bienestar del conjunto de los vecinos.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopte los siguientes ACUERDOS:

    PRIMERO: Que el Ayuntamiento de Colmenar Viejo elabore una campaña de sensibilización sobre los riesgos del uso irresponsable de las apuestas y juegos de azar.

    SEGUNDO: Que se estudie la posibilidad de limitar el aumento descontrolado de los locales de juego en el municipio.

  • 14 de junio, 2018 - Mociones

    La aglomeración de multitudes durante la celebración de fiestas populares, eventos o conciertos, junto con el consumo de alcohol y/o drogas favorece la multiplicación de comportamientos que se traducen en agresiones contra la indemnidad sexual de las mujeres, debido a la sensación de impunidad que provoca la dificultad de identificar a los agresores en eventos que implican una gran concentración de público; junto con la presencia de patrones machistas de comportamiento que construyen una imagen de la mujer como un mero objeto sexual.

    La existencia de este tipo de comportamientos constriñe la posibilidad de las mujeres de desenvolverse en condiciones de plena libertad, lo que supone un vulneración evidente de derechos fundamentales, tales como la integridad física, el derecho a la igualdad, o el libre desarrollo de su personalidad.

    La presencia constante de patrones de comportamiento machista supone la normalización de un contexto social en el que las mujeres sufren situaciones de acoso y agresiones sexuales que se ponen de manifiesto de las más diversas formas, desde el piropo no consentido al insulto, o incluso por medio de agresiones físicas y abusos sexuales de toda índole.

    En las últimas fechas, los sucesos relacionados con agresiones sexistas en eventos que implican grandes concentraciones de público se han mostrado con toda su crudeza en fiestas tan populares como los “sanfermines”, o en fechas más recientes con la clausura del Festival Brávalla, -el festival de música más importante de Suecia- debido a que en su última edición se produjeron cuatro violaciones y veintitrés agresiones sexuales.

    Las Administraciones Públicas, como garantes de los derechos y libertades que incorpora nuestro sistema constitucional, no pueden permanecer impasibles ante situaciones tan deleznables como las descritas, lo que implica la adopción de una actitud proclive a la adopción de medidas de carácter preventivo y reactivo frente a la manifestación de cualquier tipo de agresiones o comportamientos sexistas que menoscaben los derechos y libertades de la mujer.

    Así, Ayuntamientos como el de Pamplona o Elorrio han adoptado protocolos, programas y medidas específicas contra la proliferación de comportamientos y agresiones sexistas en fiestas y eventos que supongan grandes concentraciones de público.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopte los siguientes ACUERDOS:

    PRIMERO: ​La redacción de un Protocolo para la Prevención y Protección contra Agresiones sexistas, por parte de los servicios municipales, en colaboración con asociaciones, organismos o instituciones que tengan por objeto la promoción y defensa de políticas de igualdad.

    SEGUNDO: ​El establecimiento de puntos de prevención contra las agresiones sexistas en fiestas y eventos multitudinarios, que tendrán como finalidad la distribución de materiales informativos y la orientación y atención inmediata a posibles víctimas de agresiones sexistas o sexuales.

  • 14 de junio, 2018 - Mociones

    Como consecuencia del cese de una trabajadora municipal que estaba ocupando el puesto de TAG de personal, el GM de Ganemos Colmenar ha tenido conocimiento de las prácticas irregulares en la contratación de este Ayuntamiento.

    El régimen de nombramiento de funcionarios interinos viene regulado en el artículo 10.1 del TREBEP, que establece que, por razones expresamente justificadas de necesidad y urgencia, serán nombrados funcionarios interinos para el desempeño de funciones propias de funcionarios de carrera, cuando se dé alguna de las siguientes circunstancias:

    a) La existencia de plazas vacantes cuando no sea posible su cobertura por funcionarios de carrera (en este caso, las plazas deben incluirse en la oferta de empleo público):
    b) La sustitución transitoria de los titulares.
    c) La ejecución de programas de carácter temporal, que no podrán tener una duración superior a tres años, ampliable hasta doce meses más por las leyes de Función Pública...
    d) el exceso o acumulación de tareas por plazo máximo de seis meses, dentro de un periodo de doce meses.

    El artículo 10.3 del mismo Texto Refundido, establece que “el cese de los funcionarios interinos se producirá cuando finalice la causa que dio lugar a su nombramiento”.

    Por tanto, no cabe fijar una fecha de término del contrato de interinidad salvo en los supuestos de que el nombramiento esté vinculado a la ejecución de un programa de carácter temporal, es decir, un contrato de seis meses por acumulación de tareas.

    Hay que tener en cuenta que el despido que nos ocupa no es caso aislado, y que estas contrataciones y ceses irregulares de funcionarios interinos han sido una práctica constante en el funcionamiento de este Ayuntamiento.

    Como consecuencia de la denuncia de Ganemos Colmenar, hemos tenido conocimiento de los pormenores de otros ceses, como el de una auxiliar administrativo de Registro General o el de un vigilante del Servicio Municipal de Deportes. Seguro que hay más.

    Por estos motivos Ganemos Colmenar apremia al Equipo de Gobierno para que regularice estas situaciones y las contrataciones respondan a los supuestos permitidos en el Estatuto Básico del Empleado Público. Lo contrario es continuar en la senda de precarización del sector público.

    Pero hay una segunda cuestión más indecente: el Partido Popular no puede utilizar artimañas fuera del Estatuto Básico del Empleado Público para despedir a trabajadores que le son incómodos. No es la primera vez que Ganemos Colmenar
    denuncia despidos provocados, y de sobra es conocida la tropelía cometida con la Directora de Servicios Sociales.

    El GM de Ganemos Colmenar pretende poner límite a estas prácticas prepotentes y caciquiles del Equipo de Gobierno en la contratación y cese de los trabajadores. El Ayuntamiento de Colmenar Viejo no es un cortijo del Partido Popular. La contratación tiene sus reglas y hay que ceñirse a ellas. No podemos permitir que sean los vecinos los que tengan que pagar los desmanes del Partido Popular en forma de indemnizaciones ganadas en los juzgados por los trabajadores injustamente despedidos.

    En el caso del despido la TAG de Personal, se da la extraña circunstancia de que la funcionaria fue cesada el viernes 18 de mayo, y el mismo día de su cese se decreta el nombramiento de un nuevo funcionario interino. El motivo era que la trabajadora despedida regresaba a la bolsa de trabajo ocupando el primer lugar debido a la puntuación obtenida en el proceso selectivo. Para evitar tener que contratarla de nuevo, era necesario acudir a la bolsa de empleo antes de que la trabajadora no deseada cesara de su puesto.

    Este expediente de contratación se tramitó en tan solo cinco días, cuando de sobra es conocida la dilación a la que el Partido Popular nos tiene acostumbrados en la tramitación del resto de expedientes. Es evidente que el efecto perseguido era no tener que contratar a la damnificada, que a partir de su cese entraría la primera en la bolsa de empleo.

    Estas prácticas no contribuyen a remediar el nefasto clima laboral existente en el Ayuntamiento.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopte los siguiente ACUERDOS:

    1. Exigir al Equipo de Gobierno que regularice los procesos de contratación y que no se produzca ningún otro cese no contemplado en los supuestos tasados en el EBEP.

    2. Exigir al Equipo de Gobierno que dé cuenta en la Comisión Informativa de Hacienda y Personal de los expedientes de todas las contrataciones y ceses de funcionarios interinos.

  • 11 de junio, 2018 - Noticias

    El Auditorio “Villa de Colmenar Viejo” es una referencia cultural en toda la comarca. Por sus instalaciones han pasado miles de vecinos, se han representado cientos de obras de teatro, de conciertos, de espectáculos infantiles, e incluso sirve como sala de proyección de películas.

     

    La tasa de ocupación del Auditorio es altísima, contando con un enorme número de abonos por temporadas, y haciendo que incluso haya representaciones cuyas entradas se agotan el mismo día en que salen a la venta.

     

    En no pocas ocasiones, se da la circunstancia de que estando las entradas agotadas y siendo muchos los vecinos que se quedan sin poder disfrutar del espectáculo, se observan asientos libres debido a que algunos abonados no han acudido a la función, a pesar de que los abonos son transferibles.

     

    Con el objeto de maximizar la ocupación de la instalación, Ganemos Colmenar propone establecer un sistema de cesión de asiento en el que los abonados que no puedan asistir a algún espectáculo incluido en el abono puedan ponerlo a disposición del Ayuntamiento para su venta a otros vecinos.

     

    Mariano Martín, portavoz de la candidatura vecinal, afirma que “este servicio beneficiaría con descuentos a los abonados, permitiendo, además, que otros vecinos puedan comprar entradas”.

     

    “Si las localidades puestas a disposición del Ayuntamiento se vendieran, el abonado recibiría un descuento a determinar aplicable a la renovación del abono en la siguiente temporada”, señala Martín.

     

     

  • 29 de mayo, 2018 - Noticias

    En el mes de mayo, el Partido Popular ha pretendido aprobar inicialmente, por segunda vez (la primera fue en el mes de febrero) un Plan Especial para el terreno conocido como “La Elevadora”, que pretende modificar el actual Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

     

    El PGOU del año 2002 establecía una obligación por parte el Canal de Isabel II, empresa propietaria de los terrenos, de ceder al Ayuntamiento de Colmenar Viejo el 43% de suelo para aprovechamiento lucrativo. Sin embrago, la modificación pretendida por el Equipo de Gobierno, reduce drásticamente este porcentaje de cesión, que pasaría a ser del 10%.

     

    Es cierto que la cesión establecida en el PGOU está por encima del mínimo establecido en la Ley del Suelo, pero Ganemos Colmenar entiende que esta especie de “permuta encubierta” explica los motivos por los que el Ayuntamiento de Colmenar Viejo no solicitó en al año 2000 la reversión del edificio de La Elevadora, que debía pasar a ser propiedad del Ayuntamiento.

     

    Los informes jurídicos aportados por el Equipo de Gobierno, no justifican políticamente la aprobación del Plan Especial, ya que no arrojan aclaración alguna de los motivos de este porcentaje de cesión, y hasta que no se esclarezcan las causas que motivan la actual redacción del PGOU, no podemos tomar la decisión de modificarlo.

     

    Tampoco consta en los informes jurídicos la procedencia de modificar mediante un instrumento jurídico de menor rango, como es un Plan Especial, una determinación del PGOU como es la del porcentaje de cesión de suelo.

    Para votar consecuentemente es preciso un informe de la máxima autoridad jurídica del Ayuntamiento que clarifique estos extremos.

     

    Por otro lado, existe un acuerdo de Pleno para solicitar informe al redactor del PGOU explicación de los motivos de este porcentaje de cesión. Ganemos Colmenar ha solicitado al Ayuntamiento este informe, y nos contestan que este expediente no existe, cuando tenemos la absoluta seguridad de que el informe obra en poder del Ayuntamiento.

     

    El haber logrado paralizar este regalo de suelo al Canal de Isabel II en dos ocasiones es un logro importante, pero es necesario que se inicien los trámites para solicitar la reversión del edificio de “La Elevadora” al Ayuntamiento de Colmenar Viejo.

     

     

  • 28 de mayo, 2018 - Mociones

    Como consecuencia del cese de una trabajadora municipal que estaba ocupando el puesto de TAG de personal, el GM de Ganemos Colmenar ha tenido conocimiento de las prácticas irregulares en la contratación de este Ayuntamiento.

    El régimen de nombramiento de funcionarios interinos viene regulado en el artículo 10.1 del TREBEP, que establece que, por razones expresamente justificadas de necesidad y urgencia, serán nombrados funcionarios interinos para el desempeño de funciones propias de funcionarios de carrera, cuando se dé alguna de las siguientes circunstancias:

    a) La existencia de plazas vacantes cuando no sea posible su cobertura por funcionarios de carrera (en este caso, las plazas deben incluirse en la oferta de empleo público):
    b) La sustitución transitoria de los titulares.
    c) La ejecución de programas de carácter temporal, que no podrán tener una duración superior a tres años, ampliable hasta doce meses más por las leyes de Función Pública...
    d) el exceso o acumulación de tareas por plazo máximo de seis meses, dentro de un periodo de doce meses.

    El artículo 10.3 del mismo Texto Refundido, establece que “el cese de los funcionarios interinos se producirá cuando finalice la causa que dio lugar a su nombramiento”.

    Por tanto, no cabe fijar una fecha de término del contrato de interinidad salvo en los supuestos de que el nombramiento esté vinculado a la ejecución de un programa de carácter temporal, es decir, un contrato de seis meses por acumulación de tareas.

    Hay que tener en cuenta que el despido que nos ocupa no es caso aislado, y que estas contrataciones y ceses irregulares de funcionarios interinos han sido una práctica constante en el funcionamiento de este Ayuntamiento.

    Como consecuencia de la denuncia de Ganemos Colmenar, hemos tenido conocimiento de los pormenores de otros ceses, como el de una auxiliar administrativo de Registro General o el de un vigilante del Servicio Municipal de Deportes. Seguro que hay más.

    Por estos motivos Ganemos Colmenar apremia al Equipo de Gobierno para que regularice estas situaciones y las contrataciones respondan a los supuestos permitidos en el Estatuto Básico del Empleado Público. Lo contrario es continuar en la senda de precarización del sector público.

    Pero hay una segunda cuestión más indecente: el Partido Popular no puede utilizar artimañas fuera del Estatuto Básico del Empleado Público para despedir a trabajadores que le son incómodos. No es la primera vez que Ganemos Colmenar
    denuncia despidos provocados, y de sobra es conocida la tropelía cometida con la Directora de Servicios Sociales.

    El GM de Ganemos Colmenar pretende poner límite a estas prácticas prepotentes y caciquiles del Equipo de Gobierno en la contratación y cese de los trabajadores. El Ayuntamiento de Colmenar Viejo no es un cortijo del Partido Popular. La contratación tiene sus reglas y hay que ceñirse a ellas. No podemos permitir que sean los vecinos los que tengan que pagar los desmanes del Partido Popular en forma de indemnizaciones ganadas en los juzgados por los trabajadores injustamente despedidos.

    En el caso del despido la TAG de Personal, se da la extraña circunstancia de que la funcionaria fue cesada el viernes 18 de mayo, y el mismo día de su cese se decreta el nombramiento de un nuevo funcionario interino. El motivo era que la trabajadora despedida regresaba a la bolsa de trabajo ocupando el primer lugar debido a la puntuación obtenida en el proceso selectivo. Para evitar tener que contratarla de nuevo, era necesario acudir a la bolsa de empleo antes de que la trabajadora no deseada cesara de su puesto.

    Este expediente de contratación se tramitó en tan solo cinco días, cuando de sobra es conocida la dilación a la que el Partido Popular nos tiene acostumbrados en la tramitación del resto de expedientes. Es evidente que el efecto perseguido era no tener que contratar a la damnificada, que a partir de su cese entraría la primera en la bolsa de empleo.

    Estas prácticas no contribuyen a remediar el nefasto clima laboral existente en el Ayuntamiento.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopte los siguiente ACUERDOS:

    1. Exigir al Equipo de Gobierno que regularice los procesos de contratación y que no se produzca ningún otro cese no contemplado en los supuestos tasados en el EBEP.

    2. Exigir al Equipo de Gobierno que dé cuenta en la Comisión Informativa de Hacienda y Personal de los expedientes de todas las contrataciones y ceses de funcionarios interinos.

  • 28 de mayo, 2018 - Videos

    El Partido Popular se niega a facilitar la relación de expedientes objeto de investigación judicial #ColmenarViejo.

     

     

  • 23 de mayo, 2018 - Noticias

    Ganemos Colmenar propone que dentro de las campañas de sensibilización medioambiental del Ayuntamiento de Colmenar Viejo se incluya una dirigida a concienciar a los fumadores de que no arrojen colillas al suelo, incluyendo dentro de la campaña el suministro de ceniceros portátiles, para lograr un municipio sin filtros en las calles.

     

    El Ayuntamiento de Colmenar Viejo ha puesto en marcha distintas campañas de concienciación ciudadana para el mantenimiento de la limpieza en nuestro municipio. En estas campañas se ha incidido sobre distintos aspectos como la separación selectiva, el depósito de las bolsas de basura dentro de los contenedores o la recogida de excrementos caninos. No obstante, nunca se ha reparado en otra conducta reprobable de la que apenas existe concienciación: la cantidad de colillas que invaden las calles de Colmenar Viejo.

     

    Tirar las colillas de los cigarrillos al suelo no es una conducta inocua y es necesario plantearse la suciedad que está generando. Además, los efectos perniciosos de este comportamiento no se reducen exclusivamente a una cuestión de limpieza, sino que tiene también consecuencias en el deterioro del medio ambiente, ya que los filtros de los cigarrillos están hechos de celulosa, un material que tarda décadas en degradarse, lo que resulta muy contaminante.

     

    Los ceniceros de bolsillo se han implantado en distintos municipios de la geografía española, y pueden ser un excelente instrumento para llamar la atención a los colmenareños sobre un proceder, como el de tirar las colillas en la vía pública, que debe convertirse en un gesto a erradicar.

     

     

  • 22 de mayo, 2018 - Noticias

    El Congreso de los Diputados ha aprobado recientemente que se realice una modificación legislativa para que se dejen de comercializar utensilios de plástico (vasos, platos, cubiertos, pajitas) de un sólo uso a partir del 1 de enero de 2020.

     

    Vivimos en la sociedad de consumo, sociedad en que está fuertemente implantado el modelo de “usar y tirar” que produce enormes cantidades de residuos. Y Colmenar Viejo lleva sufriendo desde hace más de 30 años las consecuencias de este modelo de “usar y tirar”, ya que los residuos de más de 80 municipios acaban en el macrovertedero de nuestro término municipal.

     

    Por ello, GANEMOS COLMENAR propone que el Ayuntamiento de Colmenar Viejo se anticipe a las novedades legislativas estatales, promoviendo el uso de vasos reutilizables tanto en eventos organizados por el propio Ayuntamiento, como en eventos y fiestas populares apoyados por el Consistorio, como pueden ser las Fiestas Patronales. Estos vasos reutilizables servirán para reducir enormemente la cantidad de residuos plásticos que se generan en eventos multitudinarios y festivos, además de servir para concienciar a los vecinos y vecinas de la necesidad que tenemos, tanto social y económica, como medioambientalmente, de limitar al máximo nuestros residuos, y que la forma en que consumimos incide directamente en la sostenibilidad económica y ambiental de nuestro municipio y de todo el planeta.

     

    Con una pequeña inversión el Ayuntamiento podría poner en marcha una campaña de vasos reutilizables, con un sistema de depósito con una cantidad simbólica, y la posibilidad de retornar el vaso. El coste de cada vaso, de un material suficientemente resistente para poder ser reutilizable, y personalizado para el Ayuntamiento de Colmenar Viejo, con el eslogan y/o imagen que se determine, sería de no más de 0’50€, coste que se reduciría considerablemente en función de la cantidad que se decidiera invertir.

     

    La apuesta por los vasos reutilizables ya es una realidad en ciudades importantes como Valencia, Pamplona, o Valladolid, por ejemplo, pero hay otros municipios mucho más pequeños que también han apostado por el sistema de los vasos reutilizables, como puede ser Ciempozuelos, Utebo, Les Alqueries y Teguestes, por ejemplo.

     

    Con estos vasos se podría promocionar el compromiso del Ayuntamiento de Colmenar Viejo con el medio ambiente, usando algún mensaje o lema en favor del reciclaje, por ejemplo, siendo otra posibilidad la de usar estos vasos como medio de lucha contra las agresiones sexistas.

     

     

  • 21 de mayo, 2018 - Mociones

    La cafetería del polideportivo Lorenzo Rico es una instalación municipal que lleva cuatro años cerrada. El objeto principal de esta cafetería es ofrecer servicios a los usuarios del polideportivo y sus familias, pero también a los trabajadores del Servicio Municipal de Deportes.

    Existe el inconveniente añadido de que no existe ninguna cafetería en las inmediaciones del complejo deportivo.
    Por otro lado, resulta inaceptable que contando el Ayuntamiento con una infraestructura que podría dar algunos puestos de trabajo, esta se mantenga cerrada.

    El Grupo Municipal de Ganemos Colmenar ha denunciado esta situación en repetidas ocasiones. En un primer momento, el Equipo de Gobierno informó de que previamente a la redacción de los pliegos del contrato, era preciso la implantación de un plan de autoprotección. El caso, es que seguimos a la espera. Cuatro años se nos antoja un tiempo excesivo para tramitar un expediente, lo que provoca que esta instalación municipal esté sin utilizar y no se esté prestando unservicio.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopte el siguiente ACUERDO:

    Que sin más dilación se elaboren los pliegos de condiciones de explotación de la cafetería del polideportivo Lorenzo Rico.

  • 18 de mayo, 2018 - Noticias

    Dos son las irregularidades detectadas por la candidatura vecinal en el cese de una Técnico de la Administración General.

     

    La primera tiene que ver con el Decreto de su nombramiento, que vincula la contratación de esta funcionaria interina a la vacante que deja otro trabajador municipal que había solicitado excedencia, estableciendo además que prestará servicios durante el plazo de un año desde la toma de posesión. Esta cláusula es absolutamente irregular, ya que el Estatuto del Empleado Público establece cuatro supuestos tasados para la contratación de interinos. No cabe la contratación por un año salvo que el nombramiento esté vinculado a la ejecución de un programa de carácter temporal, situación que no se da.

     

    Ganemos Colmenar, reta al Alcalde a explicar en cuál de los cuatro supuestos encaja el plazo de un año que es establece en ese nombramiento.

    Para Mariano Martín, portavoz de Ganemos “lo apropiado sería mantener a la funcionaria hasta la cobertura de la plaza que ocupa, que, por otro lado, será en breve, ya que se encuentra en proceso de selección estando publicadas las bases de la convocatoria en la web municipal”.

     

    Estás contrataciones irregulares de funcionarios interinos han sido una práctica constante en el funcionamiento de este Ayuntamiento. Ganemos Colmenar apremia al Equipo de Gobierno para que regularice estas situaciones y las contrataciones respondan a los supuestos permitidos en el Estatuto del Empleado Público. Lo contrario es continuar en la senda de precarización del sector público.

     

    Pero lo más grave de este cese tiene que ver con una segunda cuestión. “El Equipo de Gobierno del Partido Popular utiliza artimañas para despedir a los trabajadores que le son incómodos” manifiesta el edil colmenareño.

    Se da la extraña circunstancia de que la funcionaria cesada el viernes 18 de mayo, regresa a la bolsa de empleo ocupando el primer lugar debido a la puntuación obtenida en el proceso selectivo.

     

    No es casual que el Equipo de Gobierno haya acelerando la contratación inmediata de un nuevo funcionario interino para que ésta se produzca el mismo día del cese de la trabajadora despedida.

    Martín, señala que no cabe duda de que se ha forzado esta contratación. “Este expediente ha debido ser tramitado por el procedimiento abreviado porque no se corresponde con la dilación a la que el Partido popular nos tiene acostumbrados en la tramitación del resto de expedientes, que se eternizan. Es evidente que el efecto perseguido es no tener que contratar a la damnificada, que a partir de su cese entraría la primera en la bolsa de empleo”

     

    Ganemos Colmenar denuncia otra cacicada en materia de personal, como ya ocurrió con el despido de la directora de Servicios sociales. “El Ayuntamiento de Colmenar Viejo no es un cortijo del Partido Popular. La contratación tiene sus reglas y hay que ceñirse a ellas. No podemos permitir que seamos los vecinos los que tengan que pagar los desmanes del Partido Popular en forma indemnizaciones ganadas en los juzgados por los trabajadores injustamente despedidos”.

     

    Para finalizar, el portavoz de Ganemos Colmenar advierte que despidos como este no contribuyen a remediar el nefasto clima laboral existente en el Ayuntamiento.

     

     

  • 15 de mayo, 2018 - Mociones

    La Ley 39/2006, del 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia supuso un importante avance en nuestro país al suponer la creación de un sistema hasta ese momento inexistente.

    En el artículo 11 se establece la participación y las competencias de las comunidades autónomas, concretamente las de planificar, ordenar y coordinar los servicios sociales de promoción de la autonomía personal y atención a la dependencia, gestionar los recursos, establecer los procedimientos de coordinación, inspeccionar, evaluar.

    Es importante señalar que dicho artículo permite a las comunidades autónomas establecer nuevos niveles de protección con sus correspondientes normas de acceso y disfrute: “En todo caso, las Comunidades Autónomas, de conformidad con lo establecido en el artículo 7 podrán definir, con cargo a sus presupuestos, niveles de protección adicionales al fijado por la Administración General del Estado en aplicación del artículo 9 y al acordado, en su caso, conforme al artículo 10, para los cuales podrán adoptar las normas de acceso y disfrute que consideren más adecuadas”.

    Por otra parte, el artículo 12 de esa misma ley establece la participación de las Entidades Locales. “Las Entidades Locales participarán en la gestión de los servicios de atención a las personas en situación de dependencia, de acuerdo con la normativa de sus respectivas Comunidades Autónomas y dentro de las competencias que la legislación vigente les atribuye.

    Desde el año 2006 se han aprobado numerosas reformas y sobre todo decretos que han empeorado la protección que el sistema ofrecía en su diseño oficial. El RD Ley 8/2010, de Medidas Extraordinarias para la Reducción del Déficit Público modifica la Disposición Final 1a de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, y establece, desde el 1 de junio de 2010, un plazo de 6 meses para resolver los procedimientos de dependencia (reconocimiento de la situación de dependencia y aprobación del Programa Individual de Atención). La fecha de efectos de la prestación queda fijada, o bien desde la fecha de aprobación del PIA, si éste se hubiera resuelto antes del plazo de 6 meses, o bien a partir del día siguiente al transcurso de dicho plazo. Antes de esta modificación, las sucesivas normas autonómicas de desarrollo de la Ley 39/2006 establecían distintos plazos para resolver cada uno de los dos procedimientos. Pero se cumplieran o no dichos plazos, la Ley fijaba los efectos de las prestaciones económicas a los 6 meses desde la fecha de presentación de la solicitud o desde la fecha de implantación del grado y nivel que hubiese sido reconocido, de ser posterior.

    El RD Ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad tuvo como uno de los objetivos principales modificar y recortar los derechos de las personas dependientes y sus familiares siempre en pos de la estabilidad presupuestaria. En concreto, redujo las cuantías máximas de las prestaciones; supuso un aplazamiento del abono de los efectos retroactivos de las prestaciones económicas previstas en la Ley 39/2006; redujo las intensidades de protección de los servicios establecidas para cada grado de dependencia (el número de horas mensuales que le corresponden a cada dependiente de Servicio de Ayuda a Domicilio); se extinguieron los Convenios especiales en el Sistema de la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales de las personas en situación de dependencia; desaparecieron los niveles (1 y 2) dentro de los Grados de Dependencia (queda configurado en Grado I, Grado II y Grado III): y a partir de la fecha de entrada en vigor de este Real Decreto-ley, las prestaciones económicas para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores no profesionales quedaron sujetas a un plazo suspensivo máximo de dos años a contar desde la fecha de la resolución de reconocimiento de la prestación o, en su caso, desde el transcurso del plazo de seis meses desde la presentación de la solicitud sin haberse dictado y notificado resolución expresa de reconocimiento de la prestación, plazo que se interrumpirá en el momento en que el interesado empiece a percibir dicha prestación.

    Se sumaron a los cambios propios de la ley de dependencia los de la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local, que supuso un recorte de competencias y de financiación a los gobiernos locales, pero además que en su disposición transitoria segunda de asunción por las Comunidades Autónomas de las competencias relativas a servicios sociales establecía que “Con fecha 31 de diciembre de 2015, en los términos previstos en las normas reguladoras del sistema de financiación autonómica y de las Haciendas Locales, las Comunidades Autónomas asumirán la titularidad de las competencias que se preveían como propias del Municipio, relativas a la prestación de los servicios sociales y de promoción y reinserción social. Las Comunidades Autónomas asumirán la titularidad de estas competencias, con independencia de que su ejercicio se hubiese venido realizando por Municipios, Diputaciones Provinciales o entidades equivalentes, o cualquier otra Entidad Local”. Esta disposición transitoria fue declarada anticonstitucional por el Tribunal Constitucional pero aun así supuso una excusa para ahogar más a los municipios y retirarles competencias y autonomía política para desarrollar los servicios sociales.

    Tres años más tarde en nuestra comunidad el sistema de atención a la dependencia y promoción de la autonomía personal está cada día en una situación más grave e insostenible. Una situación de colapso ante el incumplimiento por parte del Estado del compromiso de financiación del 50% con las Comunidades Autónomas y por parte de las CCAA del compromiso de garantizar la protección a las personas dependientes.

    En julio del 2017 el gobierno de la Comunidad de Madrid mandó dos cartas a los municipios, una sobre el servicio de teleasistencia y otra sobre el servicio de ayuda a domicilio. Respecto de la teleasistencia les comunicaban que a partir de esa fecha dejarían financiar este servicio a las personas no dependientes. Sobre el SAD que debía soportar la interminable lista de espera hasta la reorganización del sistema.

    Estas políticas se han traducido en un aumento de las listas de espera del conjunto de los servicios de dependencia, sobrecargando a los municipios, que están atendiendo a dependientes que teniendo reconocida la prestación en su Programa Individual de Atención, no acceden a los servicios.

    Por otro lado, hasta el año 2017, la valoración del grado de dependencia venía realizándose desde los municipios mediante una encomienda de gestión articulada en los convenios de colaboración entre la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid y los Ayuntamientos de nuestra región. Esto permitía que las valoraciones se realizaran desde lo cercano y por el trabajador social que era conocedor de la situación social de las familias. Inexplicablemente, en los convenios de 2018 desaparece esta encomienda de gestión encargándose la Comunidad de Madrid de valorar la situación de dependencia.

    La consecuencia es que los municipios cada vez tienen menos competencias y menos recursos para atender a las personas más vulnerables. Y esta situación hay que revertirla.

    Los cuidados a las personas dependientes son necesarios para el funcionamiento de la sociedad y la vida de millones de personas. Los poderes públicos no están haciendo frente al reto del envejecimiento de la población y a la sobrecarga a familias y sobre todo a las mujeres de los cuidados que el Estado no garantiza, aunque debería.

    En nuestro país y en la Comunidad de Madrid hay un modelo de cuidados obsoleto, ineficiente, insostenible y sobre todo injusto. El gobierno de la Comunidad de Madrid tiene que garantizar los derechos de las personas dependientes y avanzar con los municipios hacia unos servicios sociales de cercanía y proximidad desde lo local, y como el conjunto de los poderes públicos tenemos que avanzar hacia una reorganización social de los cuidados.

    Por todos estos motivos, el Grupo Municipal de GANEMOS COLMENAR PROPONE que se adopte los siguiente ACUERDOS:

    1. Instar al Congreso de los Diputados a restituir los derechos de las personas dependientes a niveles previos a las modificaciones legislativas que dieron lugar a los recortes en atención a la dependencia.

    2. Instar a la Asamblea de Madrid a elaborar un plan sobre un sistema de reorganización de los cuidados, sostenimiento de la vida y atención a las personas dependientes que incluya objetivos, indicadores de evaluación y un aumento presupuestario.

    3. Instar al Gobierno de la Comunidad de Madrid a articular un sistema en el que los municipios se hagan cargo de la valoración del grado de dependencia, y de la gestión de los servicios de Ayuda a Domicilio y Teleasistencia, tanto de personas dependientes como no dependientes.

    4. Instar al Gobierno de la Comunidad de Madrid a modificar los convenios con los municipios para aumentar la financiación a los ayuntamientos y que éstos puedan hacer frente a la atención a las personas dependientes.